Lavabo japonés

Lavabo japonés

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Lavabo japonés:la guía Westwing

Como todos los elementos de su estilo, un lavabo japonés y el baño que le alberga siguen la consigna zen como principal motivación del diseño. Tanto los interiores como el exterior de una casa japonesa constituyen espacios elegantes y reposados, e inspiran una deliciosa sensación de energía positiva.

Si quieres un lavabo japonés adecuado, observa la sobriedad y sencillez de la pieza. La cultura japonesa se caracteriza por su orden y simplicidad, y ello se nota tanto en el lavabo como en la sala principal. En las campañas de venta de Westwing encontrarás selectos artículos de línea japonesa, ¡regístrate y descúbrelos!

El lavabo japonés y su sitio ideal

Instalar un lavabo japonés no es distinto a colocar cualquier estilo de lavabo, aunque si lo que buscas es disponer de un baño como los que disfrutan en Japón, deberías tener en cuenta algunos detalles. El baño japonés difiere bastante de los occidentales, puesto que se diseña para que tres personas puedan usarlo cómodamente, de manera independiente y privada. El lavabo japonés tendrá que situarse a la entrada del baño de la casa que quieras establecer con características japonesas. Los otros dos sectores del baño corresponden a la zona de la bañera y al compartimento donde se encuentra el inodoro. Este sector cuenta también con un lavabo japonés dentro del mismo, y para uso exclusivo de quien utiliza el inodoro. El lugar donde está la bañera está equipado con una ducha y un banco taburete. Allí se sienta y se lava quien va a meterse luego al agua cálida de la bañera, pues ésta se reutiliza en la lavadora. Sorprendente, ecológico e inteligente.

Ideas para que tu lavabo japonés destaque en el entorno perfecto

Según lo que te hemos contado, tal vez deberías hacer obra en tu casa para presumir de tu lavabo japonés como debe ser, pero podríamos sugerirte otra solución. Solo necesitas que tu baño se encuentre en una habitación amplia y minimalista. ¿Qué tal si usas mamparas como divisorias de los distintos espacios? ¡Quedará genial!

  • El lavabo japonés principal suele ser rectangular y de tamaño bastante grande, puesto que lo utilizan incluso para bañar a los bebés. Coloca baldas de cristal entre el espejo y el lavabo, para disponer ordenadamente algún detalle japonés, como un bonsái artificial o dos cuencos de cerámica, y los productos de higiene dental.
  • Con respecto al lavabo japonés que se coloca junto al inodoro, te diremos que habitualmente es básico. Ciertamente, es estrecho, con grifo monomando, muy funcional. En este sector puedes integrar un armario de colgar con baldas interiores para guardar productos de aseo personal.