Lavabos antiguos

Lavabos antiguos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Lavabos antiguos:la guía Westwing

Nos gustan mucho los lavabos antiguos de todas las épocas. Están a la última y, además, transmiten ese aire evocador de un pasado de horas largas. Además, te invitan a decorarlos con encanto. Admiten muebles shabby chic, toallas con adornos de ganchillo y un sinfín de accesorios con estilo.

Puedes colocar distintos lavabos antiguos en el baño, pero también en otras habitaciones de tu casa, donde brillarán como estrellas. ¿Te apetece descubrir algunas ideas fascinantes para decorar con lavabos antiguos? No pierdas tiempo, inscríbete en el club de ventas exclusivas de Westwing.

Lavabos antiguos a la última

Dentro de la colección de lavabos antiguos verás lavabos vintage, pertenecientes a diseños que se usaron hasta el inicio de los años 50, aproximadamente, y lavabos retro, fabricados desde esa época hasta los años 80, más o menos.

Los elementos antiguos despliegan diseños hermosos. Puedes encontrar muchas de estas joyas en casas de antigüedades. Claro, si tienes la fortuna de recibirlos en herencia, contarás con piezas valiosas que, además, tienen valor sentimental.

Aquellos lavabos antiguos eran aguamaniles, que se colocaban sobre muebles de madera, en ocasiones fabricados exclusivamente para ellos. Constaban del lavamanos y una jarra, generalmente de cerámica o porcelana, con dibujos que ahora consideramos antiguos y, entonces, eran el último grito de la moda.

Sí, es verdad, hoy también están a la última. Además de estas preciosas antigüedades, encontrarás lavabos antiguos retro, aquellas grandes piezas cuadradas y con pie, que actualmente ocuparían medio baño de los pisos compactos. Son perfectos para casas de expresión flower power o Art Deco.

Lavabos antiguos en la mira del interiorismo

Juega, crea y consigue baños de revista con lavabos antiguos. Y, como hemos dicho, no solo baños.

  • Decora un baño estilo retro con uno de los lavabos antiguos que se colocan suspendidos, y un inodoro con aquellas cisternas de agua que se colgaban alto, en la pared. Nada de mecanismos de vanguardia. Añade muebles de estilo danés, a saber, un aparador de dos puertas traslúcidas y una silla Lilla Aland. Adapta dos patas de mesa nórdica de madera de haya, recuperadas, para que simulen sostener el lavabo.
  • Un idílico mueble de madera torneada, soporte de un juego de lavamanos y jarra, otorga un ambiente mágico en el dormitorio. Estos antiguos lavabos son perfectos para realzar dormitorios de estilo romántico, que involucren una cama con cabecero de forja, una butaca balancín con cojines y textiles en colores pastel.