Lavabos clásicos

Lavabos clásicos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Lavabos clásicos:la guía Westwing

Los lavabos clásicos siguen las líneas del estilo vintage. Este estilo viene de hacer unos cuantos siglos, pero todo lo que vuelve, es para quedarse. En el caso de los lavabos clásicos, se han reinventado hasta hacerlos imprescindibles si queremos una decoración con clase y estilo.

Los lavabos clásicos pueden tener múltiples estructuras. Cada una de ellas, hace que el baño adquiera un aspecto diferente que le va a dar un toque único. Si necesitas ideas para elegir los mejores lavabos clásicos para tu casa, inscríbete en Westwing y déjate seducir por los mejores consejos.

Lavabos clásicos de porcelana y acero

Los lavabos clásicos que más de moda están en la actualidad, son los que combinan materiales tan dispares como la cerámica y el acero.

Esto se debe a que en su afán por la innovación, se demostró que el efecto visual del clasicismo es el mismo pero con un toque muy moderno que lo hace irresistible a las tendencias vintage e incluso a las retro. Los lavabos clásicos de este estilo, están formados por grandes lavabos de materiales como la porcelana, el mármol o la cerámica.

Las patas, o sea, la estructura, es de acero. Acero brillante que puede hacer diferentes figuras geométricas. Para darle el toque especial y clásico a los lavabos clásicos, puedes optar por estos dos detalles:

  • Cenefas vintage tras el lavabo: es ideal para darle un toque romántico y aportarle color al baño.
  • Flores en pequeños frascos de cristal: sobre todo se utilizan las rosas, ya que son muy representativas para el diseño clásico. Estos accesorios llenarán de vida tu casa.

Otros estilos de lavabos clásicos

Los lavabos clásicos pueden ser además de diferentes estructuras y materiales. El estilo retro, también gusta de usar lavabos clásicos, pero diferentes a los demás. Para este estilo, los lavabos se integran en un módulo del mismo material, que puede ser cerámica, como si fuera un cómoda vintage a la que se le ha integrado el lavabo. Las patas del mueble son con diferentes formas, lo que le da un toque de distinción.