Lavabos de piedra

Lavabos de piedra

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Lavabos de piedra:la guía Westwing

Naturalmente bellos, los lavabos de piedra pertenecen a la gama de lavabos de encimera, es decir, los que se colocan sobre un soporte. En ocasiones, este soporte resulta ser un armario de dos puertas con estilo, útil y decorativo, con su acabado correspondiente con la estética del baño.

Al explorar las distintas alternativas en lavabos de piedra notarás claras diferencias entre ellos, tanto en diseño como en el plano estructural. Descubre los lavabos de piedra de máxima categoría en nuestro club privado. Regístrate en Westwing, recibe mil ideas fantásticas y las últimas noticias en interiorismo.

Lavabos de piedra ¿sobre piedra o sobré qué elemento?

Da un impulso de renovación y elegancia a tu baño y se extenderá, por toda la casa, un aire nuevo. Si apuestas por los lavabos de piedra, preferiblemente natural, conseguirás ese toque de elegancia que tanto te gusta. Los lavabos de piedra natural son un producto que puede mostrar dos variantes.

Una es la piedra trabajada y pulida, en diseños que pueden repetirse con aproximada exactitud. Son obras de artesanos geniales, que tallan lavabos de piedra perfectos, suaves y, en función de su forma, adecuados para cualquier diseño de baños.

Luego podrás descubrir lavabos de piedra natural cincelados por la naturaleza, agrestes y salvajes. Estos lavabos son piezas únicas, porque no pueden repetirse con exactitud, y se muestran ideales para baños rústicos.

Con respecto a la encimera, nada te impide que sea también de piedra. Las combinaciones de dos elementos de mármol queda estupenda. También puedes asentarlos sobre madera o sobre un mueble con revestimiento resistente al agua.

Crea una atmósfera especial con lavabos de piedra

Observa estas sugerencias para decorar tus baños con lavabos de piedra. Te van a encantar:

  • En espacios reducidos puedes optar por lavabos de piedra sencillos, semiesféricos o cuadrados, que se reflejen en un espejo que abarque toda la pared del baño. Elige encimeras blancas o gris muy claro, sin mueble inferior. Mejor, coloca en la pared opuesta al espejo un armario pequeño colgante, de diseño minimal y con buena distribución interior, y dos o tres baldas.
  • Un espacio amplio en color block blanco y negro puede decorarse con baldosas hidráulicas, una encimera blanca y dos lavabos de piedra negra. Repite su color en el marco de dos espejos, que muestren la forma de los lavabos, en el inodoro y en un estiloso armario con cajones. Las paredes pueden ser de gresite blanco roto.