Lavabos empotrados

Lavabos empotrados

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Lavabos empotrados:la guía Westwing

La unión de pragmatismo y estilo es todo un logro en decoración. No solo nos basta con tener muebles bonitos y decorativos, sino que necesitamos que sean prácticos. Los lavabos empotrados son un ejemplo de este equilibrio ya que cumplen ambas funciones.

Regístrate en Westwing y encuentra los mejores consejos para decorar con lavabos empotrados. Entra en nuestra venta privada y descubre los accesorios de decoración ideales para tu baño y las ideas de vanguardia que te inspirarán para re-decorar tu casa.

La comodidad de los lavabos empotrados.

Los baños son el lugar de la casa en los que se suele empezar y acabar el día. Nos preparamos para ir al trabajo y nos damos una larga ducha relajante al llegar a casa. Por eso, además de conseguir un espacio bonito, necesitamos que sea práctico. En este caso, los lavabos empotrados son una buena opción que combina ambos fines. Se trata de lavabos que forman parte de la misma encimera o del mueble.

De esta forma nos resulta mucho más fácil tener todos nuestros utensilios a mano junto a la pila para poder prepararnos por las mañanas sin necesidad de andar buscando la crema, el lápiz de ojos o la lima de uñas. Los lavabos empotrados en encimeras son ideales para poder colocar todos estos útiles y arreglarnos rápidamente sin perder demasiado tiempo.

Además, también nos permite colocar elementos de decoración que le den estilo al conjunto como grandes jarrones de cristal o pequeñas plantas.

Lavabos empotrados para todos los estilos

A la hora de elegir lavabos empotrados es posible encontrar todo tipo de modelos y diseños que acoplar a nuestro estilo. Hay materiales, como la resina, en los que tanto lavabo como encimera forman parte de una misma pieza. En este caso conseguiremos líneas sencillas que le darán elegancia al espacio, ideal para una decoración japonesa, zen, contemporánea o vanguardista.

Otros materiales como la cerámica o incluso la madera nos permitirán jugar más con las texturas y colores para crear contrastes. Por ejemplo, unos lavabos de piedra empotrados en un mueble de cristal a juego con mamparas de cristal para la ducha crearán un estilo rústico de vanguardia que nos recordará a los mejores hoteles.

También puedes crear tendencia con otros elementos empotrados como antiguos lebrillos o cubas de zinc que crearán un conjunto rústico tradicional.

  • Los lavabos empotrados de cristal crearán un efecto óptico muy curioso que hará de la habitación un lugar muy original.
  • Si te gusta el estilo industrial, elige lavabos empotrados metálicos, conseguirás revivir el espíritu de las viejas fábricas neoyorquinas de los 50.