Lavabos retro

Lavabos retro

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Lavabos retro:la guía Westwing

Los lavabos retro siguen el diseño de los muebles de finales del siglo XVIII, así que son muy característicos. Tienen un aspecto señorial, elegante y voluptuoso, y cuya forma es sinuosa y clásica.

Los lavabos retro son muy fáciles de combinar si no nos olvidamos de los complementos necesarios para ello. Regístrate en Westwing y descubre las mejores ideas de decoración para conseguir un baño glamuroso con los lavabos retro.

Lavabos retro

El aire retro viene de un par de siglos atrás, en los que la exageración y lo llamativo era imprescindible. Desta forma, los lavabos retro, por sí mismos, confieren a nuestro servicio un aspecto histórico, que con los complementos adecuados, puede modificarse. Hay diferentes estilos de lavabos retros, pero todos destacan por lo mismo. Además de su reconocible forma, suelen ser del color por excelencia para este tipo de lavabos, el color blanco.

Para darle un toque de color, algo muy recurrente que siempre funciona es elegir las toallas a la perfección. Un buen toallero al lado de los lavabos retro, con toallas de estampados de flores, viste completamente la habitación. Un Los lavabos retro destacan porque de arriba a abajo son muy imperiales, y podemos encontrar los lavabos retro con un sólo pie, y los lavabos retro a modo tocador, con dos patas, asemejándose un lavabo sobre encimera.

Complementa tus lavabos retro

Para añadirle todo el toque clásico que el propio estilo nos exige, tenemos que tener en cuenta una serie de consejos:

  • Flores: las flores, en sencillos jarrones de vidrio con toques dorados, le darán todo el glamour necesario a la encimera en la que se sitúa el lavabo.
  • Jarrones con estampados clásicos: son un básico de la decoración retro, pero para que no queden demasiado sobrecargados estos accesorios, los pondremos sin flores algunas.

También se han de tener en cuenta otros factores importantes, como la elección del resto de muebles. Tenemos la opción de usar una ducha y optar por bañeras, y en este caso, recomendamos las bañeras, ya que si son retro, pueden ser los principales protagonistas de nuestro baño junto con el lavabo.