Lavabos suspendidos

Lavabos suspendidos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Lavabos suspendidos:la guía Westwing

Para que un cuarto de baño sea vanguardista tiene que contar con algunos detalles que le aporten elegancia, sofisticación y originalidad. Los lavabos suspendidos pueden ser uno de estos elementos. Sus diseños suelen ser muy creativos y de vanguardia. Así que serán perfectos para este fin.

Saber elegir lavabos suspendidos no es fácil. Regístrate en Westwing y accede a nuestra guía de estilo para aprender útiles consejos de interiorismo. Entra en nuestra venta privada y descubrirás los accesorios de decoración que estabas buscando.

Lavabos suspendidos para baños originales

A la hora de decorar cuartos de baño, en ocasiones, buscamos cómo sorprender a los demás y a nosotros mismos. A veces basta con saber elegir algunas piezas clave para conseguir este efecto sorpresa. Una de ellas pueden ser los lavabos suspendidos. Se trata de lavabos que no van colocados sobre muebles, sino que se instalan en la pared sobre uno de sus lados haciendo parecer que flotan en el ambiente. Esta fórmula nos da sensación de amplitud y elegancia que nos vendrá siempre bien. Uno de los consejos es jugar con el contraste de color a la hora de colocar lavabos suspendidos. Una pared gris oscura con lavabos suspendidos blancos resultará muy sencilla pero a la vez efectiva. Los materiales también son una baza que debemos utilizar a nuestro favor. Los lavabos suspendidos de cristal potenciarán todavía más ese efecto de amplitud y vanguardismo.

La decoración con lavabos suspendidos

Además de la contemporánea o la vanguardista, una de las decoraciones en las que quedan genial los lavabos suspendidos es la japonesa. Una gran pared en bambú con un lavabo esférico suspendido creará un efecto de limpieza y equilibrio muy propio de este estilo. Los lavabos suspendidos también quedan genial en baños de espacio abierto.

Una ducha acristalada, y un lavabo suspendido con grifería cromada dará una sensación de amplitud y limpieza ideal para un cuarto de baño elegante. Por supuesto, los lavabos suspendidos también pueden llevar muebles. Una opción muy práctica son los modelos cuadrados con un par de cajones debajo. Podrás guardar tus accesorios y el conjunto seguirá dando la misma sensación sofisticada. Y, si te gusta jugar con este concepto, puedes poner la grifería también suspendida. Una opción genial para baños con ducha empotrada y con un diseño sencillo y elegante.

  • Si te gusta el diseño industrial, los lavabos suspendidos metálicos serán ideales. Acompaña el conjunto con un par de taquillas para guardar los accesorios y tendrás un resultado muy original.
  • Los lavabos dobles suspendidos serán un clásico en este aspecto. Un gran voladizo con ambos lavabos y en el que podrás colocar el resto de tus accesorios ¡quedará genial!