Lechera

Lechera

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Lechera:la guía Westwing

La leche es una bebida que lleva mucho tiempo arraigada en nuestra cultura, pero no solo utilizamos la leche para beber algo refrescante o tomar algo calentito antes de ir a la cama, sino que la leche también se utiliza mucho en la preparación de distintas recetas ya sean saladas o de repostería. Es por ello que, en nuestra cocina, a la leche deberíamos darle la importancia que se merece y guardarla en una bonita lechera en lugar de en los packs de tetrabrik en los que la compramos. En Westwing, en materia de decoración y productos para el hogar, nos gustan las cosas en su sitio y es por ello que siempre intentamos ofrecer lo último en accesorios y equipamiento para las cocinas, porque una cocina completa hace un hogar más feliz. En nuestra tienda online podrá encontrar también otros productos para cocinas tales como teteras, azucareras o moldes de cocina.

LA CLÁSICA JARRA LECHERA

Seguramente, cuando pensamos en una lechera lo primero que se nos viene a la cabeza es la típica jarrita fina que se utilizaba en casa de nuestros padres y abuelos para servir la leche cuando se tomaba el café. Este modelo se llama en efecto una jarra lechera y su uso no es solamente cosa del pasado, sino que podemos adaptarla a los tiempos modernos y no prescindir de una jarra lechera elegante.

Cuando recibimos visitas en casa de familiares o amigos es muy típico en nuestra cultura invitarlos a un café o a un té y es entonces cuando nos gusta cuidar los detalles y servir el café en un bonito juego de tazas completo. Pues bien, un juego de café o té está realmente incompleto si no tenemos también una jarra lechera a juego con las tazas y la tetera.Lechera

UNA BOTELLA LECHERA

Otro tipo de lechera que sirve para casi la misma función pero que realmente es distinta es la botella lechera. Esta botella, generalmente de cristal, se utiliza para guardar la leche en el frigorífico y mantenerla siempre a una temperatura fresca.

Muchos se deciden por la botella lechera debido al innegable encanto que tiene o por el sabor a antaño que trasmite, pero otros muchos se decantan por las botellas lecheras para reducir los residuos de empaquetados y tetrabriks y así contribuir al medio ambiente de nuestro planeta. Si nos proponemos reducir esos residuos perjudiciales, podemos comprarnos una jarra lechera y rellenarla cuando se nos acabe en algunos mercados que venden leche ecológica, otra idea es comprar la leche en bolsas, que son productos menos dañinos para el medio ambiente y rellenar nuestra lechera.

Ya estemos hablando de una botella para la leche o una jarra lechera para servir la leche para el café, una lechera llenará nuestro hogar y cocina de encanto y comodidad.

Próximas campañas