Luces

Luces

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Luces:la guía Westwing

Las lámparas y las luces son elementos muy importantes en el diseño y decoración de todos los espacios del hogar, ya que son precisamente los diferentes tipos de luces e iluminación los que influyen en el ambiente general de las estancias y afectan nuestro estado de ánimo.

Al pensar en la luz natural del día, rápidamente entendemos esa influencia que ejerce sobre nosotros y sobre nuestros hogares, especialmente mediante la intensidad y el color propios de la luz.

Al levantarnos por la mañana, los primeros rayos del sol entran por la ventana, invadiéndonos de la energía necesaria para todo el día. Por las tardes, cuando empieza a oscurecer, esa luz crepuscular hace que la casa se llene de confort y tranquilidad, creando un ambiente mucho más agradable para pasar las últimas horas del día. El cambio natural de la luz nos indica que la luz natural despierta los sentidos, mientras que las luces artificiales más tenues son sinónimos de comodidad.

Con una buena combinación de diferentes tipos de lámparas podemos crear un ambiente de lo más acogedor en el interior de nuestro hogar. Colocando las luces adecuadas en cada estancia de la casa no solo podremos disfrutar de una buena iluminación, sino que llenaremos de estilo y elegancia cada rincón de la casa, luciendo diferentes diseños de luces y lámparas.
Dependiendo de la habitación o estancia particular de la casa, se deben utilizar diferentes diseños y modelos de luces. Se puede decir, con bastante precisión, el tipo de luces y lámparas necesarias para cada habitación, y el tipo de iluminación que corresponde a cada una de ellas.

Luces para el salón

Los salones son espacios vitales para el día a día en casa. La decoración de salones se compone, en su mayoría, de muebles como cómodas, armarios, sofás, sillones, mesas y sillas, al igual que pequeños accesorios para dar un toque más personal al ambiente. Sin embargo, el secreto de la comodidad que envuelve los salones es su iluminación. Eligiendo las luces adecuadas para iluminar esta estancia, podemos conseguir un rincón maravilloso y acogedor tanto de día como de noche.

Todas las estancias de la casa necesitan un tipo de iluminación indirecta determinada por luces de fondo. En el salón, esta iluminación se presta para ayudar a los niños con sus deberes, para comer, o para sentarse en compañía a charlar. Las lámparas de mesa, de pie y de arco son los modelos más recomendados para crear una iluminación indirecta en el salón, ya que iluminan ciertas zonas de la estancia, consiguiendo más profundidad y sensación de amplitud en la sala. Si queremos disfrutar de una agradable noche de cine, podemos utilizar pequeñas luces distribuidas por el conjunto del salón, obteniendo una atmósfera cálida y muy hogareña.

luces

Luces para dormitorios

Los dormitorios son los lugares de descanso por excelencia. ¿Dónde sino íbamos a disfrutar de nuestras horas de sueño reparador? Al igual que ocurre en los salones, los dormitorios requieren luces que proyectan diferentes tipos de iluminación. Las lámparas más favorecedoras para estos espacios son las que emiten luces más débiles que ayudan a conservar la tranquilidad y comodidad propias de los dormitorios. Sin embargo, hay ciertas zonas de los dormitorios que necesitan ser iluminadas directamente, para lo que se utilizan principalmente focos de luz. Este tipo de luces se encuentran, por ejemplo, en los interiores de los armarios, de modo que podamos ver toda la ropa y complementos que guardamos en ellos, y elegir a diario un nuevo outfit.

Las lámparas de menor tamaño juegan un papel crucial en los dormitorios, como las lámparas de mesa adornando una cómoda, unos elegantes apliques de pared, o las lamparitas sobre las mesitas de noche que favorecen la lectura en cama. Ya varíen en diseño o en uso, poco importa, lo que está claro es que las luces no deben faltar en ningún dormitorio.

Pasillos iluminados con diferentes luces. Lámparas elegantes

Aunque a veces se nos olvide, el pasillo es una zona de la casa como otra cualquiera, por lo que debe ser tratada de igual manera en lo que a decoración, diseño e iluminación se refiere. Al ser una zona de tránsito, las luces destinadas al pasillo deben cumplir ciertas cualidades. Dependiendo del tamaño y longitud del pasillo nos decantaremos por lámparas colgantes o apliques de pared, que proporcionan luz suficiente y agradable al mismo tiempo. Una buena opción para hacer un pequeño guiño a la decoración, es colocar una pequeña lámpara de mesa sobre una cómoda, o una lámpara de pie al lado del perchero en la entrada, garantizando la iluminación necesaria y dando un look elegante al pasillo.

Lámparas elegantes

Luces para cocinas

En la cocina pasamos muchas horas cocinando, cortando, horneando, asando y desempeñando otro tipo de actividades que requieren un tipo de luz más intensa para desarrollarlas con mayor precisión. Las encimeras deben estar iluminadas por focos que emitan luces más brillantes y claras, permitiendo ver cada pequeño detalle sobre la zona de trabajo.

¿Tienes una mesa de comedor en la cocina? Entonces la mejor opción para iluminarla es optar por una lámpara colgante o pendular, ya que proyectan el cono de luz directamente sobre la mesa y emiten una iluminación indirecta suficiente para el resto de la cocina.

Ya sea en la cocina, en el salón, o en los dormitorios, atrévete a combinar diferentes luces para dar vida y personalidad a cada rincón de tu casa. La mezcla de luces directas e indirectas es la clave para disfrutar de espacios llenos de confort y vitalidad, disfrutando tanto de las horas diurnas como nocturnas en el interior del hogar.