Macetas de cerámica

Macetas de cerámica

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Macetas de cerámica:la guía Westwing

Las macetas de cerámica son un elemento tradicional que ha vivido la evolución de la civilización. Actualmente, la base de creación es la misma que hace años pero con detalles innovadores como los colores, las formas, los tamaños… Un complemento que se ha ido adaptado para crear diferentes ambientes y para seguir las tendencias en decoración.

Las macetas de cerámica están creadas a partir de un material de alta calidad. Un aspecto importante a la hora de elegir el recipiente perfecto para que nuestra planta natural tenga una vida excelente. Se consideran un accesorio básico en jardinería tanto de exterior como de interior. Si quieres conocer más características sobre las macetas de cerámica, ¡continúa leyendo!

CERÁMICA VS PLÁSTICO

A todos nos encanta tener plantas en casa, ya sea en el jardín, en la terraza o en las habitaciones. Pero para que nuestras protagonistas nos alegren cada día, es importante cuidarlas bien desde el primer momento. Para ello necesitamos luz, agua, tierra y una maceta adecuada.

Existen diferentes tipos de materiales, las más comunes son las macetas de plástico y las macetas de cerámica. Pero, ¿cuáles son las mejores? Como todo en la vida, cada una tiene sus ventajas e inconvenientes, ¡vamos a conocerlos!:

  • Macetas de plástico: este tipo de envase es más duradero, poco pesado pero menos poroso. Esto puede provocar que, si no tiene un sustrato correcto, el agua se estanque en el fondo y la planta se pudra. Está recomendada para interior.
  • Macetas de cerámica: proporcionan un mejor aislamiento térmico, son más porosas pero, por su peso elevado, son menos resistentes. Protegen las raíces de los cambios de temperatura, por lo que son ideales para plantas de exterior. Hay que regarlas más a menudo que las de plástico.

UN POCO DE HISTORIA

Podemos decir que las primeras macetas de cerámica pudieron surgir hace unos 6.000 años en Mesopotamia. Se concibieron para contener en su interior plantas vivas, ya que se mantenía la humedad de manera similar a la tierra.

Los árabes fueron los primeros en usar las macetas de cerámica con ese fin porque, gracias al drenaje en su parte inferior, podían mejorar sus increíbles jardines.

A lo largo de la historia han existido una amplia diversidad de formas y tamaños, según la época y el componente artístico del creador. Así, hemos podido catalogar desde macetas de cerámica con formas clásicas cónicas con el fondo plano, pasando por las macetas de cerámica con formas más redondeadas, hasta las macetas de cerámica con diseños de cenefas y grecas.

En Westwing encontrarás todos los productos que necesitas para la decoración de tu casa, ¡regístrate!