Macetas y maceteros

Macetas y maceteros

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Macetas y maceteros:la guía Westwing

Las plantas y las flores son elementos que dotan a nuestra casa de alegría y color. El olor que desprenden flores como las rosas, la lavanda o incluso los árboles frutales como los limoneros o los naranjos hacen que nos sintamos en el jardín de una casa de campo aunque nuestra casa se encuentre en medio de la ciudad.

En Westwing nos encanta la jardinería, por lo que en nuestra página web podrás encontrar todo tipo de herramientas, desde tijeras de podar hasta palas para plantar bulbos en primavera. También te ofrecemos regaderas originales para regar las plantas y las flores y macetas de distintos colores y diseños para que nos alegren la vista. ¡Déjate inspirar por la naturaleza!

Material de las macetas

Las macetas pueden estar hechas de muchos materiales, según el material que elijas darás un toque a tu jardín u otro. Pero siempre son un buen elemento de diseño. Puedes decantarte por macetas de terracota o cerámica, sin duda, las más populares de la zona mediterránea: dan sensación de espacio, y por eso, es muy habitual ver estas macetas en los hogares españoles. Sin embargo, no debes olvidar que el agua se evapora por los laterales, por lo que es recomendable que limpies tus macetas de vez en cuando. ¡Qué el agua llegue bien a las plantas!

También puedes comprar macetas hechas con materiales naturales: madera, ratán… También son unas de las favoritas, ya que aportan naturalidad, por tanto las plantas y las flores adquieren un estado natural muy atractivo. ¡Tus plantas y flores quedarán fabulosas! Si no terminas de convencerte puedes optar por macetas de plástico, sin duda, este es el material más versátil y a primera vista se puede apreciar un resultado espectacular. Las macetas de plástico puedes encontrarlamacetas redondass en infinidad de colores, lo que es genial para poderlas combinar a la perfección con tu espacio. Hoy en día puedes encontrar hasta macetas de plástico que parecen totalmente naturales, ¡dan la sensación de ser de mimbre! Por tanto, podrás disfrutar del aspecto natural con las ventajas que te aporta el plástico. Te damos un consejo, asegúrate de comprar macetas de plástico del tamaño adecuado para tus plantas o flores, es decir, que tus macetas tengan una buena base para el peso que le vayas a poner dentro.

Macetas redondas

¿Siempre tienen que ser rectangulares? ¡Por supuesto que no! Hay tanta variedad de formas como la hay de flores. Los modelos con forma redonda quedan perfectas en tu espacio, ¡dan un toque especial! Podrás poner macetas redondas en casa, y otro tipo de macetas en el exterior, o viceversa. Deja volar tu imaginación, y seguro que conseguirás un resultado extraordinario. Si tu maceta redonda es elegante, elige también una flor elegante, ¡combina y concuerda lo que elijas!

Macetas rectangulares

Con una o varias macetas rectangulares puedes dividir ambientes de una forma natural y elegante. En el jardín puedes separar con grandes macetas la zona de comida de la entrada, de la piscina o de la zona para jugar de los niños. En el interior también puedes marcar espacios con ellas: quedarán muy elegante si los eliges en tonos blancos, negros o madera.

macetas rectangulares

Una de las ventajas de las macetas rectangulares es que puedes poner varias plantas en ellos, que pueden ser de la misma especie para que destaque su forma y color, o de diferentes tipos, para hacer contraste y jugar con los colores. En el balcón puedes ponerlas tanto en el suelo como colgadas en la barandilla: conseguirás un balcón vistoso lleno de vida y color. En la cocina puedes poner macetas rectangulares que alberguen plantas aromáticas, son fáciles de mantener, altamente estéticas y sobre todo funcionales. ¡Tus platos serán una delicia para el paladar!

En ambientes rústicos unas macetas rectangulares de madera darán un acento natural a los espacios y casarán a la perfección con la esencia de la decoración. En atmósferas boho puedes combinar macetas rectangulares con circulares, mientras que en los diseños nórdicos encajarán de maravilla sencillas macetas rectangulares de líneas rectas. Una jardinera de piedra puede encajar en todos estos estilos aportando un diseño con una esencia natural única, y ¡quedan de revista!

Macetas colgantes

¿No te convence lo que te hemos contado? ¿Eres más original? ¿Quieres ser diferente? Entonces seguro que te encantarán las macetas colgantes: ten en cuenta que no importa cómo de grande sean tus plantes o flores, ¡pero no te olvides de que tienen que poder crecer! Así que deja suficiente espacio. Si no tienes espacio en casa, ¿vives en un piso en Madrid? ¿O en un apartamento en la playa?, pero no quieres dejar de sacar partido a ese añadido que supone tener macetas, entonces estás de suerte, ¡macetas colgantes es lo que necesitas! Podrás ponerlas en tu balcón, por ejemplo. ¡Quedarán geniales!

macetas colgantes

Si te estás preguntado si la tierra caerá al suelo, ¡tranquilo! Este tipo de macetas cuenta con un arancel de seguridad que hará que la tierra se mantenga en su sitio, es decir, ¡en la maceta colgante! Por tanto, tu suelo no se manchará tampoco, ¡qué bien! Una idea que te puede gustar es que pongas una maceta colgante en la cocina con hierbas que puedas utilizar para cocinar, ¡perfecto! Hay macetas más tradicionales que están sujetas con cuerdas o alambres y cuelgan desde el techo, ¡qué original! No te olvides que el cuidado de tus plantas y flores debe ser el mismo que si estuvieran las macetas en el suelo.

Decorando el balcónmacetas

Si hay algo que nos gusta a los españoles, sobre todo a los que tienen chalets, es decorar nuestros espacios con plantas y flores, ¡ya que podemos disfrutar de mucha luz solar! Y tu balcón no puede ser menos, puedes utilizar macetas coloridas que darán a tu balcón alegría y un toque veraniego. Si tienes un balcón pequeño y no puedes poner macetas o jardineras en el suelo, puedes optar por poner macetas colgadas en tu barandilla, ¡la solución perfecta!

Tus vecinos podrán disfrutar también del esplendor de los colores, ¡alegría! Y tú también estarás contento cuando veas la bonita vista que da tu balcón, ¡te sentirás orgulloso!

Maceteros

maceteros

 

Los maceteros deben en primer lugar facilitar el cuidado de las plantas de exterior y de interior. Por ejemplo, muchas veces especialmente al regar o al abonar las plantas, la cantidad óptima de agua o fertilizante que las plantas necesitan es muy difícil de calcular, cuando a menudo que el agua excedente del regado no pueda ser tomada por la tierra y esta se salga de la planta invadiendo el macetero. De la misma manera, cuando abonamos las plantas, la tierra o el sustrato cae a veces al lado de las plantas y los maceteros precisamente evitan que se ensucie la repisa o el alféizar donde están colocadas las plantas.

Si bien hay una infinidad de modelos y diseños de maceteros, es frecuente que uno se pregunte si hay alguna alternativa para no utilizar un macetero. El problema es que no apetece siempre tener que comprar dos tiestos para el cuidado de las plantas, una maceta y un macetero, entendiendo la maceta como el tiesto donde colocamos la planta y el macetero lo que utilizamos como cubre tiestos o jardinera.

maceteros de metal

Sobre todo en el exterior, como en las plantas que ubicamos en el balcón o la terraza, no hay una necesidad real de tener que utilizar un macetero para albergar las macetas. La mayoría de las veces en las zonas exteriores las plantas se suelen plantar directamente en jardineras, las cuales están ya preparadas para almacenar el excedente de agua de riego en un depósito de agua inferior para que el agua no se salga.

Lo más importante que tener en cuenta cuando compremos maceteros es ni más ni menos que escoger el tamaño adecuado. Las macetas tienen que caber dentro a la perfección para que las macetas puedan realizar su función de la mejor manera posible. Si queremos comprar maceteros nuevos para plantas que ya tengamos, tenemos que tener en cuenta la altura y el ancho de las plantas.

Para ello, lo mejor es medir bien las macetas en casa y así evitarnos sorpresas desagradables tras la compra del macetero. Quien quiera estar 100% seguro, sólo tiene que medir la altura así como el diámetro del macetero, tanto en la base como en la parte de arriba, pues algunos maceteros tienen una base considerablemente más estrecha que la abertura. Para otras formas de maceteros debemos medir igualmente la altura y el largo y ancho de los lados. Por lo general, los maceteros deberían ser cuatro centímetros más anchos y altos que las macetas y tiestos, para así poder proteger las encimeras del agua y de la suciedad de las plantas.maceteros materiales

Los materiales más comunes en la fabricación de los maceteros son la cerámica o la porcelana, pero también podemos encontrar maceteros fabricados en plástico, cristal, arcilla, barro, mimbre o algunos tipos de maderas especiales.

Cuanto más inusual y llamativo sea el macetero, más atraerá la atención de nuestras visitas y se convertirá en un elemento más de la decoración de nuestra casa. Quien esté casado de los maceteros simples y discretos, puede escoger entre maceteros ricos en ornamentación o incluso maceteros que son un objeto de decoración en sí.

Como es lógico, a parte del material, también hay una gran variedad de maceteros de distintos colores. Además si queremos romper con el estilo imperante en nuestra casa, podemos escoger un macetero fabricado en un material totalmente distinto. Por todo ello los maceteros no son solo funcionales, sino también divertidos y variopintos.

Próximas campañas