Mamparas de baño

Mamparas de baño

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Mamparas de baño:la guía Westwing

Las bañeras restan – especialmente en baños pequeños – un montón de espacio que difícilmente puede utilizarse de otra manera. Las mamparas de baño proporcionan una funcionalidad extra a las bañeras, ya que amplían sus posibilidades de uso.

Una mampara es uno de los accesorios más útiles y funcionales para los cuartos de baño, ya que consigue una doble función en las bañeras, convirtiéndolas en una especie de cabina de ducha, por lo que no se necesitas una ducha extra en el baño, ahorrando espacio y gasto adicionales. La función principal de las mamparas de baño es evitar que el cuarto se llene de agua y salpicaduras al darse una ducha en la bañera, garantizando un proceso mucho más cómodo y limpio. Son como puertas para nuestros platos de ducha o bañeras.

Mamparas de baño sin perforación

Con un tipo de sistema adhesivo especial, es posible colocar las mamparas de baño de manera sólida y segura pegándolas directamente a la pared, sin necesidad de hacer ningún tipo de perforación. Este adhesivo no solo evita el engorroso trabajo de taladrar la pared y colocar tornillos que afean el resultado final, sino que también se puede eliminar fácilmente sin dejar restos ni marcas visibles en las paredes.

Mamparas de baño de cristal

El cristal quizás sea el material más típico y utilizado en la fabricación de mamparas de baño, ya que su característica transparencia hace que las mamparas pasen desapercibidas en el conjunto del baño, consiguiendo un resultado más elegante y sutil. La mayor desventaja de las mamparas de baño de cristal reside en su cuidado y limpieza, ya que después de cada ducha deben limpiarse con una espátula y secarse inmediatamente con un paño, retirando las salpicaduras de agua para evitar que salgan manchas de cal.

Mamparas de baño deslizables

Las mamparas de baño no tienen por qué ser elementos fijos, también pueden ser deslizables o plegables. La ventaja de las mamparas de baño deslizables o plegables es que la parte fija es muy estrecha, facilitando la entrada y salida de la bañera al poder regular la extensión y apertura de las mamparas. Este tipo de mamparas de baño deslizables tienen el inconveniente de que el agua puede estancarse entre los rieles o bisagras, siendo lugares muy propensos para la formación de moho u hongos similares, por lo que es necesario limpiarlas y secarlas bien después de cada ducha.

Cortinas de ducha

Una alternativa más barata a las mamparas de baño son las cortinas de ducha. Ambas variantes tienen la función principal de proteger el baño de posibles salpicaduras, por lo que la elección depende enteramente del gusto y preferencias de cada uno. Las mayores ventajas de las cortinas de ducha son, por una parte, la gran variedad de colores y diseños y, por otra parte, su bajo precio – que permite cambiarlas con mucha más frecuencia que en el caso de las mamparas de baño. La mayor desventaja de las cortinas de ducha es que el material del que están hechas es bastante propenso a pegarse al cuerpo, siendo muy incómodo ducharse – sobre todo en bañeras más pequeñas, cosa que no ocurre con mamparas de baño de cristal.

Próximas campañas