Manga pastelera

Manga pastelera

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Manga pastelera:la guía Westwing

La repostería es un arte cada vez más refinado. Aquellos tiempos en los que la mayoría de las recetas consistían en bollos y rosquillas de masa frita con azúcar han dejado paso a postres que son auténticas obras dignas de mostrarse en los museos y parecen imposibles de repetir en nuestra cocina. No obstante, con los utensilios de cocina adecuados no habrá ninguna maravilla dulce que se nos resista.

En Westwing siempre hemos sentido una debilidad por lo dulce y creemos que no hay retos imposibles en el arte culinario: no somos chefs de restaurantes de prestigio, pero todos podemos demostrar nuestra habilidad en los fogones. Para los amantes de los postres, ofrecemos en nuestras campañas una gran variedad de mangas pasteleras de todos los modelos y pequeños electrodomésticos que hacen más fácil nuestras tareas, como las batidoras amasadoras.

¿QUÉ ES UNA MANGA PASTELERA?

La mayoría de entusiastas de la cocina y la repostería ya estarán de sobra familiarizados con la manga pastelera, pero como en todo, en la repostería siempre hay un comienzo. El fundamento de la manga pastelera es sencillo pero muy efectivo: consiste en un cucurucho, por lo general de papel o plástico, con una abertura en su parte más estrecha, en la cual va sujetan las boquillas de metal y se usa para decorar postres. Para utilizarla, solo tendremos que introducir el ingrediente que queremos usar para decorar en la manga pastelera, ya sea chocolate, nata o alguna otra crema. Al apretar la manga, este saldrá por la boquilla realizando la forma o el dibujo que tenga la boquilla. Siempre hemos visto con admiración lo fantásticas que quedan las tartas decoradas y otros postres que vemos en las confiterías; con una manga pastelera, esas decoraciones tan fabulosas estarán también a nuestro alcance.

Manga pastelera

¿QUÉ TIPOS DE MANGAS PASTELERAS HAY?

El elemento más importante de las mangas pasteleras es sin duda la boquilla, pues es lo que le dará forma al ingrediente con el que estemos trabajando. A la hora de elegir manga pastelera, encontraremos dos tipos: las mangas pasteleras reutilizables y las desechables.

  • Mangas pasteleras reutilizables: estas mangas pasteleras son ideales para cuando trabajamos con mucha cantidad de producto y muy a menudo. Podremos encontrarlas en silicona, tela o tejido plastificado y son fáciles de lavar.
  • Mangas pasteleras desechables: estas mangas pasteleras son muy económicas, a la vez que prácticas e higiénicas ya que se desechan tras cada uso. Puesto que su precio es bajo, pueden ser una buena opción para los reposteros ocasionales. Además, las mangas pasteleras desechables suelen venir en cajas de varias unidades, por lo que nunca nos faltará una cuando la necesitemos.

¿Y SI NO TENGO UNA MANGA PASTELERA EN CASA?

Hay que admitir que una manga pastelera no es de los primeros utensilios de cocina que adquirimos, ya que decorar tartas requiere una cierta habilidad y soltura. No obstante, si de repente nos encontramos con que necesitamos una manga para una receta y no tenemos ninguna, no hay que alarmarse: fabricar una casera es de lo más sencillo.

Solamente necesitaremos una bolsa de plástico muy limpia. En la bolsa introduciremos la crema o chocolate, apretándola contra una esquina. Luego realizaremos un pequeño corte en la esquina y, con cuidado de que no se agrande demasiado, podemos ir apretando ligeramente para que la crema o chocolate decore nuestro bonito pastel y tenga una mejor presentación.

¡Descubre la manga pastelera y adéntrate en el mundo de la cocina y la repostería con Westwing!

Próximas campañas