¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Manopla:la guía Westwing

A algunos de nosotros nos encanta cocinar. Durante los meses más frios del año es especialmente agradable pasar una tarde en la cocina, preparando un postre o un suculento plato principal que se acabe de cocinar lentamente en el horno, dejando un delicioso aroma en toda la casa. Una vez acabado, necesitamos sacarlo del horno y para ello es tener un buen juego de manoplas con las que protejamos nuestras manos del calor del horno.

En Westwing sabemos que tener los accesorios y utensilios adecuados para cocinar, hace que esto se convierta en una actividad mucho más apetecible. Es por esto que en nuestras campañas ofrecemos una gran cantidad de productos para la cocina que no solo harán tu vida más fácil, sino que también darán un toque personal y original a tu hogar.

Manoplas – distintos materiales

Las manoplas son un tipo de guantes que cubren toda la mano, protegiéndolas del calor que emiten los recipientes de cocina y el horno. Para su fabricación suelen utilizarse materiales ignífugos. Los materiales más utilizados actualmente son la tela y la silicona.

  • Manopla de tela: las manoplas de tela son la versión clásica que posiblemente todos hemos tenido en casa. Su tejido acolchado ayuda a proteger las manos del calor. La principal ventaja de este material es que tienen mayor potencial decorativo que los materiales plásticos. La tela puede presentar distintos colores, estampados, bordados y motivos lo que las hacen mucho más bonitas y originales. Su principal desventaja es si el acolchado de las manoplas no es  suficientemente grueso– como a veces ocurre en las manoplas de mala calidad- estas no protegen nuestras manos como deberían.
  • Manopla de silicona: este tipo es relativamente nuevo pero ya está presente en casi cualquier tienda de utensilios de cocina y accesorios para el hogar. La razón de su popularidad es que presentan un mejor efecto aislante además de garantizar un buen agarre. Otra de sus ventajas es que son mucho más fáciles de mantener limpias que las de tela ya que pueden simplemente introducirse en el lavavajillas o limpiarlas con un trapo húmedo.

Manoplas de cocina patchwork

El patchwork está cada vez más de moda. Si quieres comenzar tu propio proyecto y crees que una manta patchwork es demasiado para un principante, ¡atrévete con unas manoplas de cocina! Se trata de un proyecto rápido y sencillo. Puedes comenzar con unas manoplas con una tela en color liso y coser a ellas pequeños retales de tela de colores para personalizarlas como más te gusten.

Una manopla o guantes para el horno de patchwork es un DIY que puede convertirse en un bonito y original regalo de Navidad.

Próximas campañas