Manta eléctrica

Manta eléctrica

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Manta eléctrica:la guía Westwing

En estas vidas modernas tan ajetreadas, el tiempo precisamente no sobra y es justo tiempo lo que se necesita para caldear la casa cuando llegamos en una tarde fría de invierno y queremos caldear la casa para estar calentitos. Los métodos más tradicionales como las estufas, calefactores y radiadores son muy útiles para mantener la casa a una temperatura agradable constante pero para las veces en las que llegamos con frío de la calle lo más práctico es una manta eléctrica. En Westwing nos proponemos ofrecerles siempre las mejores soluciones para su confort y a la vez asegurando un diseño y estilo óptimos para su hogar. Además de cómodas mantas eléctricas también podrá encontrar una amplia gama de productos tales como mantas polares, para pasar ratos agradables en el sofá, así como mantas de lana o una manta de ganchillo y también podrá encontrar otros productos textiles como batas y albornoces.

MANTA ELÉCTRICA COMO CALIENTACAMAS

Una de las utilidades más frecuentes de la manta eléctrica es utilizarla como calientacamas. La manta eléctrica es realmente útil para calentar la cama y mantener la temperatura de la misma. Muchas veces, aunque dispongamos de radiadores y calefactores, nuestra cama se encuentra en un lugar húmedo del dormitorio, el cual se calienta con bastante dificultad y por mucho que encendamos la calefacción antes, sin la manta eléctrica es inevitable pasar esos momentos incómodos cuando nos metemos en la cama y está helada.

Si tenemos una manta eléctrica, una idea fenomenal para evitarnos esos momentos de frío cuando nos metemos en la cama, sería enchufar la manta eléctrica y meterla dentro de las sábanas un rato antes de acostarnos para que suba la temperatura de la cama. Es conveniente que la cama se caliente con la manta eléctrica antes de acostarnos y no nos dejemos la manta eléctrica encendida toda la noche, ya que el calor que transmite en exceso puede ser desaconsejable.

MANTAS ELÉCTRICAS PARA ALIVIAR DOLORES

Lo increíble de las mantas eléctricas es que no solo sirven para mantenernos calentitos y calentar la cama, al incrementar la temperatura rápidamente, sino que gracias a las mantas eléctricas podremos obtener numerosos beneficios para la salud.

Si tenemos problemas y dolores en las articulaciones y musculares, sobre todo en la espalda o problemas más graves como la artritis, utilizar una manta eléctrica con moderación nos ayudará a aliviar esas molestias y dolores con gran facilidad. Si notamos que tenemos una cierta tensión muscular, bastará con utilizar la manta eléctrica sobre la zona afectada en intervalos de diez minutos para ver como esa presión se descarga y ganamos de nuevo flexibilidad.

Tanto si queremos estar calentitos en la cama o el sofá o queremos aliviar algún dolor muscular o en las articulaciones, las mantas eléctricas son un must para el invierno. Con una manta eléctrica asegurará un calientacamas rápido y efectivo.

Próximas campañas