Manteles de patchwork

Manteles de patchwork

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Manteles de patchwork:la guía Westwing

Los manteles de patchwork son uno de los DIY favoritos para las almas creativas que disfrutan creando sus propios elementos de decoración. Se adaptan a infinidad de estilos y, sin duda, son siempre un toque muy original.

Combinar manteles de patchwork con el resto de la decoración no es tarea fácil, pero puedes obtener todas las ideas que necesitas en nuestra guía de estilo. ¡Regístrate en Westwing y llena tu casa de elegancia y color!

Manteles de patchwork: un legado cultural

La técnica del patchwork, es decir: la unión de diferentes trozos de tela, se conoce desde que existiera el tejido, hace ya más de 5.000 años. Los remiendos en vestimentas y ropa de cama eran habituales y hay quien dice que incluso ahí está el origen de los escudos familiares.
Pero la apariencia del patchwork tal y como lo conocemos hoy, aprovechando diferentes retales y telas para crear una pieza nueva, surge de la cultura “amish”norteamericana. Hoy en día es una técnica con la que se hacen verdaderas maravillas de la decoración.

Los manteles de patchwork en la decoración

Los manteles de patchwork, junto con las colchas, son uno de los favoritos de los que usan o aprecian esta técnica. Dan vida y color a la mesa y se pueden elegir y colocar de diferentes formas. Ya se trate de un mantel individual o de uno que ocupe toda la superficie, lo primero que tenemos que elegir es la gama de colores.
Solemos imaginarnos los manteles de patchwork llenos de estampados llamativos. Pero no tiene por qué ser así. De hecho, una de las ventajas principales de los manteles de patchwork es que pueden tener la apariencia que queramos. Algunas formas de combinarlos y crearlos son las siguientes:

  • Manteles de patchwork individuales: Puedes crear manteles individuales con una misma tela de fondo y cambiando, por ejemplo, el color del dibujo en cada uno. Serán diferentes, pero combinando entre sí. Para los más pequeños puedes añadir incluso el nombre. ¡Les encantará!
  • Manteles de patchwork bicolor: Para decoraciones más sobrias elige por ejemplo el blanco y negro y combina telas lisas con pequeños estampados. Quedarán elegantes, originales y sofisticados.
  • Una forma que queda genial en los manteles de patchwork es elegir trozos muy grandes de tela. Por ejemplo, haz un mantel con solo cuatro rectángulos grandes de tela que combinen entre sí. Una idea sencilla pero muy efectiva.
  • Los manteles de patchwork van a marcar la diferencia en tu mesa, al igual que marcarán la diferencia la decoración y el estilo de Westwing. ¡Regístrate en Westwing y marca la diferencia!

    Próximas campañas