Máquina de escribir

Máquina de escribir

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Máquina de escribir:la guía Westwing

Hoy en día pensar en una máquina de escribir nos transporta a una época en la que no existían los ordenadores, los teléfonos móviles o incluso internet. Este aparato puede incluso ser considerado por algunos como una antigüedad que solo encontramos en museos o tiendas de segunda mano, sin embargo, para otros la máquina de escribir fue un instrumento de trabajo o una herramienta para plasmar sus ideas en papel.

En Westwing nos encantan todos los muebles y accesorios retro para nuestra casa. Por eso queremos darle una nueva vida a la máquina de escribir y convertirla en un elemento decorativo para cualquier habitación. Además, también resulta ideal para colocar en el escritorio de nuestra oficina para darle un toque clásico y elegante. Descubre las mil y una posibilidades que te ofrece una máquina de escribir y déjate inspirar por los consejos de nuestros expertos.

Máquina de escribir: un poco de historia

En el siglo XIX el trabajo de oficina ya estaba muy extendido y, a pesar de contar con la imprenta para ciertas publicaciones, resultaba bastante tedioso tener que escribir la correspondencia de manera manuscrita, sobre todo cuando se trataba de correspondencia en cadena. Por esta razón, la máquina de escribir supuso un gran avance que permitió acelerar el proceso de las comunicaciones y las relaciones sociales. Además, la máquina de escribir también resultó clave en el acceso de la mujer al trabajo.

El primer proyecto de máquina de escribir surgió de la mano de Giuseppe Ravizza y fue patentada en 1856. Ravizza tomó inspiración del funcionamiento del piano para crear su máquina de escribir, por lo que sus teclas se asemejaban a las de dicho instrumento. En las décadas de los 1850 y 1860 comenzaron a popularizarse las máquinas de escribir Remington y ya por el año 1912 fueron introducidas las máquinas de escribir portátiles de menor tamaño.

Curiosidades de la máquina de escribir

Las máquinas de escribir fueron los primeros aparatos que introdujeron el teclado QWERTY. A simple vista nos puede parecer que el orden de las letras de los teclados de nuestro ordenador resulta bastante aleatorio, sin embargo, tiene una explicación lógica. Cristopher Latham Sholes inventó un modelo de máquina de escribir en 1868 cuyo funcionamiento no era del todo bueno, ya que los dedos de las secretarias iban a demasiada velocidad por el teclado y la máquina se atascaba. Con la ayuda de su hermano, que era profesor, Sholes decidió colocar las letras más utilizadas cerca las unas de las otras y de manera que los dedos más ágiles pudieran llegar a ellas sin problema.

Máquina de escribir decorativa

Si queremos darle un toque original a nuestra casa no hay nada mejor que una máquina de escribir. Este aparato nos aporta ese aire vintage y retro ideal para nuestra oficina o para el estudio de nuestra casa. Además, también podemos usar una máquina de escribir en nuestra boda para recopilar los mensajes de nuestros invitados de una manera original y con encanto.