Menú navideño

Menú navideño

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Menú navideño:la guía Westwing

Con la Navidad llega el tiempo de estar en familia y disfrutar de los reencuentros una vez más, pero es cierto que los preparativos suelen estar acompañados de un cierto estrés. Tenemos que pensar cómo decorar la casa este año, además de la importancia de escoger un menú navideño adecuado.

En Westwing no solo vendemos productos y artículos de decoración, sino que ofrecemos un estilo de vida donde la calidad y el diseño son pilares fundamentales. Encuentra las mejores ideas para preparar un exquisito menú navideño, así como productos de la mejor calidad para revivir el ambiente navideño este año en tu casa.

MENÚ NAVIDEÑO: HORA DE EMPEZAR

Como en toda cena de categoría que se precie, en la cena de Navidad no se trata de llegar y sentarse directamente a degustar los platos, sino que todo tiene su carta de presentación. No es del todo extraño que no todos los invitados se presenten a su hora, por lo que es importante saber amenizar la velada hasta que ha llegado el último comensal.

Para la recepción, la mejor idea es preparar un sencillo cóctel, preferiblemente de pie, que hará que la conversación fluya entre los invitados y rompa el hielo. Además de unos fantásticos cócteles o copas de champán, es aconsejable preparar unos deliciosos canapés variados.

MENÚ NAVIDEÑO: LA COMIDA ESTÁ SERVIDA

Una vez los canapés han desaparecido, es hora de sentarse a la mesa y disfrutar del plato fuerte del menú navideño. Aquí distinguimos dos categorías:

  • Por un lado, en el menú navideño también tenemos la clásica rivalidad entre la carne y el pescado. Ambas decisiones son perfectas, ya que la carne combina a la perfección con el frío de esta época, mientras que el pescado es un plato más ligero que hará la cena menos pesada. Eso sí, hay que recordar que para la carne debemos escoger vino tinto y blanco para el pescado.
  • Nunca está de más tener un plato vegetariano en la manga, ya que puede que algún invitado renuncie a comer carne y pescado. En este caso podemos aprovechar la salsa del primer plato y preparar una guarnición abundante con patatas o arroz que servirán de sustituto ideal.

MENÚ NAVIDEÑO: HORA DEL CIERRE

Por último, pero no por ello menos importante, llega el esperado momento del postre. En esta categoría del menú navideño también podemos adoptar dos posturas. Si más adelante se prevé una ronda de copas y la noche se va a alargar, es preferible escoger un postre ligero y digestivo como un sorbete. En cambio, si se ha acordado una noche temprana, podemos deleitar a nuestros invitados con unas extraordinarias frutas bañadas en una fondue de chocolate.

Regístrate en Westwing para encontrar más ideas únicas sobre estilo.