Mesas de centro de cristal

Mesas de centro de cristal

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Mesas de centro de cristal:la guía Westwing

Con el tiempo la decoración de interiores ha ido cambiando mucho y la granvariedad de estilos decorativos es prueba de ello. Hace décadas las opciones decorativas eran más limitadas pero cada vez se influyen nuevos materiales y diseños para romper con la monotonía y ofrecer nuevas formas y objetos.

El cristal es uno de los materiales que hasta hace poco no se le reconocía el valor que tiene en la decoración pero que con los años esa idea ha ido cambiando. En Westwing queremos hablarte de las mesas de centro de cristal, una opción muy versátil y con mucho encanto. ¡Te lo contamos!

CARACTERÍSTICAS DE LAS MESAS DE CENTRO DE CRISTAL

Cada vez se le da más protagonismos al cristal en la decoración de interiores y las mesas de centro de cristal son prueba de ello. Atrás han quedado esas ideas de que el cristal es frágil y peligroso y que no puede usarse para crear muebles. Las mesas de centro de cristal pueden resultar igual de resistentes que las de otros tipos de materiales gracias a su espesor y al modo de fabricación, como en el caso del cristal templado. Estas mesas se diferencian de las mesas de comedor, ante todo, por el tamaño: las mesas de centro rondan los 50 cm de altura.

Las mesas de centro de cristal nos ofrecen las mismas posibilidades que cualquier mesa de centro. Podemos encontrar, por ejemplo, mesas de centro de cristal con tapa elevable o también con una doble altura para que puedas guardar en la parte inferior revistas y diferentes objetos. Además no es necesario que la mesa al completo sea de cristal ya que puedes encontrar mesas de centro con la estructura de acero cromado o de madera y el resto de cristal. En estos casos te aconsejamos que la estructura sea de color blanco ¡el resultado es fabuloso!

CUIDADO Y LIMPIEZA DE LAS MESAS DE CENTRO DE CRISTAL

Como hemos adelantado, el cristal que se emplea hoy en día en decoración es tan resistente como lo puede ser el resto de materiales, pero siempre hay que tener algunos cuidados especiales, sobre todo a la hora de la limpieza.

Para limpiar las mesas de centro de cristal únicamente necesitarás una mezcla que puedes crear con una parte de amoniaco, una parte de alcohol y cuatro de agua. A continuación humedece un trapo en esa mezcla y frota suavemente el cristal hasta que quede brillante. Y ya está, ¡las mesas de centro de cristal brillarán como el primer día!

Si quieres que te demos consejos sobre cómo combinar las mesas de centro de cristal con el resto de muebles del salón regístrate en Westwing y te lo contamos. Además podrás acceder a productos a un precio exclusivo. ¡Te esperamos!