¿Qué significan las siglas DIY que en los últimos tiempos se ven cada vez más por internet? DIY son las siglas inglesas para Do it yourself, es decir, hazlo tú mismo. Básicamente es el mismo concepto español de bricolaje o manualidades y para muchas personas es uno de las aficiones más populares. Con DIY se puede fabricar prácticamente todo tipo de muebles y accesorios decorativos para el hogar, lo que incluye mesitas de noche. En Westwing no solo pretendemos ofrecerle la mejor gama de accesorios y muebles para el hogar, sino que también queremos inspirarle y dejar que la creatividad llegue a sus hogares. Las mesitas de noche es un mueble de dimensiones pequeñas que se caracteriza por su versatilidad y por la gran variedad de formas que puede presentar. Además de mesitas de noche también podrá realizar doseles DIY en estilo retro y bandejas de desayuno.

Cuando se trata de DIY podemos seguir algunos consejos e ideas para inspirarnos, pero realmente el único límite es nuestra imaginación ya que a la hora de crear algo podemos dar rienda suelta a nuestra creatividad.

¿CREAR O RESTAURAR?

Todo el mundo cuando piensa en manualidades o DIY lo asocia seguramente a crear algo nuevo de la nada, a utilizar distintos materiales o productos cotidianos para crear algún mueble o artículo de decoración. Pues bien, no precisamente la clave es siempre crear algo nuevo, sino que seguramente tendremos la posibilidad de rescatar alguna reliquia antigua que quedará de maravilla en nuestro dormitorio.

Para restaurar una mesita de noche antigua, lógicamente primero tendremos que hacernos con una. A simple vista puede parecer una tarea complicada pero si lo pensamos con detenimiento, veremos que no es tan difícil. Hay una multitud de lugares donde podemos encontrar una mesita de noche antigua, como por ejemplo mercadillos de segunda mano, edificios abandonados o hasta podemos rescatar la mesita de noche de nuestra abuela.

Una vez nos hemos hecho con nuestra mesita de noche antigua es hora de ponerse manos a la obra. En primer lugar tendremos que limpiar el mueble con detenimiento, asegurando que no queda ningún trozo de madera ni manchas, para ello nos puede resultar muy útil una espátula o una lija. Luego es conveniente tapar las fisuras con masilla o cera natural. En este paso también podemos actuar con libertad, dejando algunas fisuras para darle a la mesita de noche un look romántico o Shabby Chic total. El siguiente paso es el barnizado. Para ello tendremos que aplicar una capa de barniz al mueble, dejarlo todo un día secando para lijarlo de nuevo y darle otra capa de barniz. Cuando acabemos podemos pintar la mesita de noche con el color que más nos guste y que más se adapte al estilo de nuestro dormitorio.

INNOVAR, SIEMPRE INNOVAR

Para crear una mesita de noche casera no solo tenemos la opción de restaurar un mueble antiguo, sino que realmente podemos realizar una mesita de noche con cualquier objeto cotidiano que tengamos a mano. Si somos un alma viajera y nos gusta decorar nuestro dormitorio con objetos de otros países, mapamundis y globos terráqueos, una opción es colocar unas bonitas maletas de cuero tumbadas al lado de la cama a modo de mesita de noche.

Para los que le guste la reutilización y los estilos decorativos con corte más industrial, una idea puede ser recuperar una caja de fruta de madera, pintarla dándole un toque antiguo y colocarla de pie como mesita de noche.

Como ven crear una mesita de noche casera no es nada difícil, solo necesitamos un poco de tiempo y toda la creatividad posible. Estas son solo algunas ideas para una mesita de noche casera, pero ¿se atreve con algo nuevo?

Estas ventas empiezan hoy

Próximas campañas