Molde para piruletas

Molde para piruletas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Molde para piruletas:la guía Westwing

Por sencilla que pueda parecer, la idea de clavar una golosina en un palito no surgió hasta principios del siglo XX. Aunque algunas fuentes lo remontan incluso a la Edad Media, lo cierto es que este dulce invento no adquirió popularidad hasta mediados de los años 50 y desde entonces ha estado presente en la vida de millones de niños generación tras generación. Para poder preparar deliciosas piruletas caseras, necesitaremos un molde para piruletas, entusiasmo e imaginación.

Las posibilidades son casi ilimitadas: piruletas con frutas, con gominolas, de chocolate, saladas... Sabemos lo importante que es hacer felices a los más pequeños de la casa y queremos que compartir una tarde con ellos elaborando piruletas de distintos sabores sea una fuente de diversión. Por eso, los amantes de la repostería podrán encontrar en Westwing moldes para piruletas, así como moldes de galletasmagdalenas y desmontables. ¡Todo lo necesario para dar rienda suelta a tu creatividad!

MOLDE PARA PIRULETAS: UN MUNDO DE POSIBILIDADES

La emoción que se siente en las tiendas de golosinas es una de las mejores sensaciones de la niñez. ¡Tanto surtido y tan apetecible! Piruletas, caramelos, regalices, gominolas… Colores brillantes, aromas azucarados y mil y una formas diferentes que hacían que elegir lo que íbamos a comprar fuera muy difícil.

Tampoco los adultos somos inmunes al encanto de las chucherías, y es que a nadie le amarga un dulce. Las piruletas han sido siempre una de las más populares, por la variedad en sabores, colores y formas; sobre todo si se trata de piruletas caseras. La satisfacción de crear tus propias golosinas y hacerlo enteramente a tu gusto requiere solo imaginación y un molde para piruletas.

Quizás nunca te hayas planteado adquirir un molde para piruletas porque puede que prepararlas sea complicado. ¡Ni mucho menos! Por ejemplo, las piruletas de caramelo son muy sencillas: no necesitaremos nada más que agua, azúcar y glucosa, aunque también podemos añadir colorantes y aromas. El primer paso es cocer y mezclar los ingredientes. Después, engrasamos el molde para piruletas, puesto que así será más fácil retirarlas cuando estén listas. Por último, rellenamos el molde para piruletas con la mezcla, ponemos los palitos, dejamos enfriar y ¡voilà! Listo para deleitarnos el paladar con unas sabrosísimas piruletas, sobre todo el de los más pequeños de la familia.

La elaboración de piruletas de chocolate requiere algo más de dedicación, aunque no es difícil. El proceso es muy similar al de los bombones: primero tendremos que fundir el chocolate y luego lo mezclaremos con nata líquida y azúcar moreno. Podemos añadir además fideos de colores o caramelitos para decorar, así como trocitos de fruta, coco rallado o frutos secos para darles a nuestras piruletas un toque diferente. ¡Imaginación al poder! Por último, vertemos la mezcla en el molde para piruletas, colocamos los palitos y lo metemos en el frigorífico durante un par de horas.

PIRULETAS EN NAVIDAD

En ésta maravillosa época del año son muy populares otras piruletas: las manzanas caramelizadas o cubiertas de chocolate servidas en un palo. Esta tradición está muy arraigada en la cultura anglosajona y poco a poco se ha ido extendiendo hasta llegar a venderse en las típicas tiendas navideñas de España.

Pero si queremos ir más allá y sorprender a nuestros invitados en Navidad, podemos ofrecer nuestra propia versión de este dulce: piruletas de compota de manzana con chocolate o caramelo. Si además tenemos un molde para piruletas con formas navideñas, el resultado puede ser una gran alternativa a los bombones en estas fechas y hasta pueden prepararse piruletas con forma de estrella o copo de nieve como pequeño regalo.

Próximas campañas