Monederos

Monederos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Monederos:la guía Westwing

Dinero, tarjetas de crédito, pasaporte, tarjeta sanitaria, bono de transporte público o carné de conducir, en todos los monederos puedes encontrar muchas cosas. Sin embargo, en el día a día, no es necesario ir cargado con todos estos trastos, quién sabe si vas a coger el coche y necesitas el carné de conducir o si al final vas en transporte público y necesitas tu ticket.


Cuando salimos de casa, sobre todos las mujeres, llevamos muchas cosas metidas en los monederos. ¿Y qué podemos encontrar en los bolsos? Depende mucho de la persona: pañuelos, paraguas, maquillaje, perfume, algún libro, documentos de identificación… ¡puedes encontrar de todo! Pero sin lugar a dudas, en algún lugar de tu bolso, ¡estará tu monedero!

¿Por qué se necesitan los monederos?

monederosLa respuesta a esta pregunta es muy sencilla, porque los monederos hacen que las cosas estén ordenadas, y puedes localizar todos los objetos que necesitas en tu día a día. ¡Así no los tendrás desperdigados por el bolso! Estos son ejemplos en los que los monederos te permitirán encontrar de manera fácil lo que andas buscando: encontrar rápido la tarjeta de crédito cuando vas a comprar o cuando acabas de poner gasolina a tu coche, encontrar la tarjeta sanitaria rápido cuando vas al médico, o sacar el ticket del metro cuando te lo pida el revisor. Gracias a los monederos podrás encontrar lo que andas buscando fácilmente.

Las tarjetas de crédito, el dinero, el DNI y los documentos oficiales como el pasaporte o el carné de conducir pueden, por supuesto, estar en el bolso pero cuando vayas a buscarlos te será mucho más difícil encontrarlos que si los tienes todos bien organizados en monederos.

La ventaja de los monederos es que todas estas cosas importantes estén bien organizadas y guardadas para tener todo a mano sin necesidad de volverte loco buscando.

Monederos, accesorios prácticos con tradición

No somos los primeros que utilizamos monederos para guardar nuestras cosas de valor. Si nos remontamos a los antiguos jeroglíficos egipcios, podemos ver que ellos también utilizaban los monederos, pero ellos los colocaban alrededor de la cintura. Esta vieja forma de monederos era bastante común en la civilización egipcia, ya que han sido encontrados en numerosos jeroglíficos. Estos monederos no solo eran funcionales, sino que también estaban diseñados, como es el caso del monedero decorado con dientes que se encontró cerca de Leipzig, datado del año 2500 a.C. Por tanto, podemos asumir que desde la antigüedad los monederos se empezaron a utilizar en los lugares donde había moneda. Con el tiempo, los monederos fueron satisfaciendo las nuevas necesidades, con nuevas formas y nuevos materiales.

Monederos- el modelo adecuado según tus necesidades

Todo el que esté buscando un monedero tiene mucho donde elegir. Desde materiales diferentes como la piel y el nylon, hasta diferentes tamaños,  como monederos mini o tamaño clutch. Algunos tienen más compartimentos que otros o bolsillos escondidos para tus tarjetas de crédito. Y por último pero no menos importante, formas, colores y diseños que harán que la decisión no sea fácil.

Por tanto, si estás buscando monederos debes pensar qué vas a llevar dentro y, por supuesto, no olvidar tampoco el diseño y la forma. Elige uno que te guste y te resulte funcional, ¡porque tendrás que verlo todos los días!Casi todos los monederos tienen un bolsillo para las monedas y también ranuras para las tarjetas de crédito. Además, la mayoría también cuentan con un compartimento para billetes, donde los tendrás bien localizados. Dependiendo del tamaño y del modelo, tendrás ranuras para más tarjetas: tarjetas de crédito, tarjeta sanitaria, carné de conducir… Con monederos grandes, o carteras grandes, casi siempre tendrás muchos compartimentos.

Monederos- diseñados para guardar las tarjetas

No hay nada peor que tener que ver tu monedero todos los días y que no te guste su diseño. Sobre todo las mujeres, que tienen en cuenta más criterios a la hora de elegir. Afortunadamente, hay una gran variedad de colores y diseños para que todo el mundo pueda elegir el que más le guste.

Todavía mejor si el bolso y el monedero van a conjunto, ¡y aunque el diseño no sea completamente igual sigue siendo bonito! Sobre todo, si te cambias de bolso a menudo.

Próximas campañas