Muebles tapizados

Muebles tapizados

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Muebles tapizados:la guía Westwing

Sentarse, poner los pies en alto y relajarse es justo lo que necesitamos por la tarde después de un duro día de trabajo o durante el fin de semana si queremos descansar de toda la semana. Unos muebles tapizados cómodos, ¡son lo que necesitamos!

Los muebles tapizados son probablemente los muebles más importantes que tenemos en casa, ¿o podrías imaginar tu vida sin cama, sofá, silla o sillas? ¡Lo más seguro es que no! Porque, ¿dónde te sentarías o tumbarías a ver la tele si no tienes muebles tapizados? Con unos buenos muebles tapizados, ¡harás de tu salón una estupenda zona de descanso o un sofá muy acogedor!

Muebles completamente tapizados

Los muebles tapizados, al igual que otros muebles, te dan la oportunidad de sentarte o tumbarte, como el sofá del salón o las sillas de la cocina. Pero no todos los muebles tapizados son iguales, hay que diferenciarlos según su tapizado. En primer lugar, hay muebles tapizados que están totalmente tapizados: es decir, estos muebles están totalmente tapizados por la parte trasera, en el asiento y en los laterales, por tanto, el marco del mueble no está visible. Si puedes ver el marco en los muebles tapizados, es porque los asientos no están tapizados o solo lo están parcialmente.

Tapicería- una forma de suspensión

En los muebles tapizados, tenemos que distinguir entre diferentes tipos de suspensión: los rellenos de espuma, suspensión con cordones y tapicería con muelles. ¡Explicamos su diferencia a continuación!

Relleno de espuma: el relleno de espuma es probablemente el tipo de tapicería más moderno. Este relleno de espuma en el interior del colchón no tiene muelles metálicos, lo que también se conoce como relleno de tapicería no suspendido. La espuma de doble capa se pega sobre un marco de muelles ondulados y así se forma la almohadilla de espuma.

Suspensión con cordones: dentro de la tapicería, los muelles, son colocados de diferentes formas con la ayuda de cordones. Con este relleno el asiento puede tener diferentes formas para reclinarse. Desafortunadamente, este tipo de tapiz es muy difícil de hacer y por ello raramente se utiliza.

muebles tapizadosTapicería con muelles: este relleno se produce a partir de muelles bonell y cilindro. La mayoría de muebles tapizados se hacen con este tipo de tapicería ya que son más baratos y se producen en menos tiempo.

Muebles tapizados, un conjunto de acolchados

No solo se distingue entre tipos de acolchado, sino también el tipo de nivel que tiene el colchón. Aquí se distingue entre acolchado alto y acolchado llano. Pero este último solo lo encontramos en sillas, en las que encontramos acolchado de espuma o materiales de relleno que permiten que las almohadillas puedan ser montadas en el bastidor de la silla. Los muebles tapizados con tapicería alta son, por ejemplo, sofás y sillones. Aquí, las almohadillas se hacen sobre todo con espumas o esponjas duras.

Tapicería- referencia

Cada uno de los muebles tapizados tiene un material de referencia, que normalmente consiste en una variedad de productos textiles. Cuando elegimos este material de referencia hay que tener en cuenta diferentes criterios como la resistencia a la luz, la resistencia a la abrasión y al roce. Si quieres saber más sobre cómo funciona la resistencia a la luz, tienes que saber que el mejor valor es 6. La resistencia de abrasión se mide en lo que se conoce como Martindale: el valor de los tejidos llanos debe ser 10.000 ciclos y la del acolchado alto 20.000.

Limpiar los muebles tapizados

Lo muebles tapizados deben limpiarse regularmente para evitar la suciedad, ¡puedes utilizar un aspirador para hacerlo! Así, el pelo, el polvo y las migas se eliminarán de una forma rápida y sencilla. Para limpiar los muebles tapizados más a fondo, echa un ojo a la etiqueta de tu mueble, ¡ten cuidado y no elijas productos al azar!

La suciedad y las manchas pueden ser quitadas con facilidad de los muebles, pero las manchas de los sofás son más difíciles de quitar porque suelen penetrar más, sobre todo en las partes más visibles del sofá. Para manchas complicadas como estas, ¡aquí te dejamos algunos consejos para combatirlas!

¿Cómo se ha podido derramar de repente la copa de vino o el vaso de coca cola? Mientras lo pensamos, la mancha sigue ahí, ¡y cada vez penetra más en nuestro mueble! Primero, tenemos que saber que tanto la Coca-Cola como el vino se tienen que quitar con algún producto y luego se tiene que pasar un paño de agua. Si quieres que quede todavía mejor, puedes añadir un poco de detergente después.

También puede caer alguna gota de sangre en los muebles tapizados sin darte cuenta, ya sea porque el niño se ha hecho una herida en la pierna o porque te has cortado el dedo accidentalmente. ¡Nunca frotes la mancha de sangre! Pon agua fría en la mancha y cuando se haya ido, aclárala con un paño húmedo.

Próximas campañas