Neveras

Neveras

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Neveras:la guía Westwing

Conservan nuestros alimentos en buen estado, enfrían nuestra cerveza y sangría, y tienen un departamento para congelar nuestros congelados: hablamos de las neveras, que son parte esencial de nuestra vida y nos hacen el día a día mucho más fácil.

Pero no todas las neveras son iguales, por ejemplo, tenemos el modelo americano que vemos en todas las películas en el que la nevera hace cubitos de hielo para refrescar nuestras bebidas. También hay diferencias respecto a la eficiencia energética. Por eso, te ayudamos a que elijas tu nevera según tus necesidades.

Neveras – algunos hechos

¿Alguna vez te has preguntado cómo funcionan las neveras? Las neveras cuentan con un motor en su parte trasera que es el encargado de enfriar. Está controlado por un termostato que asegura una temperatura de 2° C a 8° C en las neveras. Normalmente las neveras también tienen un congelador integrado, que congela la comida hasta una temperatura de -18 ° C. Gracias a este congelador podemos congelar alimentos precocinados e incluso comida que hayamos preparado y nos haya sobrado, así, después de llegar a casa tras un día estresante, solo tendremos que calentar nuestra comida congelada en nuestro microondas, ¡y listo!

¿Cuál es la nevera correcta?

Diferentes factores influyen en la elección de nuestra nevera. Las familias o los hogares con cuatro o más miembros, o aquellos a los que les encante comprar comida y cocinarla con tiempo, deben comprar una nevera grande y bien espaciosa. Estas tienen un volumen de 300 litros y la mayoría de veces tienen un departamento Bio- Fresh para que guardes tus frutas y verduras y se mantengan en perfecto estado.

Otras neveras también cuentan con un espacio para el almacenaje de vinos, ¡por si no tienes espacio para tener tu propia bodega en casa! Si tu nevera es muy grande, puedes empotrarla en la cocina de forma que quede bien estéticamente y sea mucho más práctica. Hay neveras de una puerta y las conocidas como neveras dobles, que pueden tener una capacidad de hasta 700 litros, si te gusta tener la nevera llena, ¡ya sabes cuál es la tuya!

Si tu cocina es pequeña, puedes poner una nevera pequeña debajo de la encimera en la que cocines. Así, ahorrarás espacio.

¿Qué ocurre con la eficiencia energética?

Hasta el año 2004 la energía de clase A era considerada la mejor, pero ahora echa un ojo a las neveras de clase A+ y A++, ya que estos modelos consumen mucho menos, entre 100 y 150 kWh por año. Aunque en la práctica, son muchos los factores que afectan al consumo que hagas: cómo de llena está la nevera, cuántas veces la abres y la temperatura que haya en el ambiente. Si tienes estos pequeños trucos en cuenta seguro que reduces el consumo de energía:

1 Evita fuentes de calor: las neveras no deben estar cerca de electrodomésticos o aparatos de cocina que emitan calor. Si tu nevera no está cerca del horno o de tu microondas, ¡mucho mejor!

2 Asegúrate de que las puertas de las neveras cierran bien, ya que en caso contrario se perderá frío y la nevera trabajará para compensar esta pérdida. Lo que supone un mayor consumo.

3 Descongela con regularidad: el hielo del congelador disminuye el rendimiento de la refrigeración y esto hace que aumente el consumo de energía.

Neveras con estilo

Durante mucho tiempo, las neveras americanas han sido consideradas el mismo espejo de la elegancia, la típica nevera con dispensador de hielo que vemos en películas y series americanas y que todos queremos tener. Poco a poco, esta nevera ha ido calando en nuestras fronteras, y hoy en día es más habitual verla en los hogares españoles con una energía de tipo A+ y A++.

Pero este tipo de nevera no solo ha aumentado en número en España, sino que también ha evolucionado. Ya no solo son neveras con dispensadores de hielo, sino que también las hay con televisiones LCD incorporadas. Si optas por un modelo en acero inoxidable, seguro que das un look retro a tu cocina.

Seguro que con estos consejos elegirás una nevera que capte todas las miradas.