Nieve artificial

Nieve artificial

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Nieve artificial:la guía Westwing

Desde niños siempre hemos soñado con pasar unas blancas navidades, tal y como las veíamos en las películas ambientadas en esta época del año. No obstante, por suerte o por desgracia, la nieve no es un invitado constante en invierno en muchas ciudades de nuestro país, pero para ello podemos contar con la nieve artificial.

En Westwing creemos que unas navidades no están completas sin un toque blanco en la decoración de nuestra casa. Con la nieve artificial podrás hacer que tu familia pase unas navidades de ensueño, en las que además no pueden faltar estupendos productos como guirnaldas, velas o coronas de Navidad.

NIEVE ARTIFICIAL: UN GRAN NÚMERO DE POSIBILIDADES

Especialmente en las casas con niños pequeños, todos miran con esperanza como en los pueblos de montaña los vecinos se han despertado con un manto blanco el día de Navidad, aunque rara vez llega a las cotas más bajas. A continuación te damos algunas ideas para decorar tu casa con nieve artificial y revivir así el espíritu navideño.

nieve artificial

  • El árbol de Navidad es uno de los mejores lugares para decorar. Así le daremos un toque más natural y parecerá que estamos ante un verdadero árbol de las tierras de Papá Noel.
  • También podemos decorar las ventanas con nieve sintética para simular que ha nevado en la calle y darle a nuestra casa un toque más que navideño.
  • Aquellos que cuenten con un jardín o terraza están de suerte, pues no hay mejor lugar para decorar con nieve artificial. Una idea estupenda es colocarla por la noche y así los pequeños no se lo podrán creer cuando se levanten por la mañana y la vean en el jardín.

NIEVE ARTIFICIAL: UN DIY DE LO MÁS SENCILLO

Lo mejor de la nieve artificial es que no se trata de un artículo caro, sino que podemos prepararla de manera muy sencilla en casa. Sorprendentemente necesitamos solo un pañal, agua y colorante azul.

Primero tenemos que cortar el pañal con una tijera para sacar todo el algodón de dentro. Este lo vamos depositando sobre la mesa frotándolo primero con las manos para “desmigarlo”. Luego llenamos tres vasos de agua fría y añadimos una gota del colorante. Ahora solo tendremos que echar un poco del algodón en cada vaso y veremos cómo tendremos tres vasos llenos de fantástica nieve artificial blanca.

Si te han parecido interesantes estas ideas, regístrate en Westwing y déjate sorprender por nuestros expertos.