Olla de barro

Olla de barro

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Olla de barro:la guía Westwing

Existen muchas recetas de platos tradicionales cocinados en ollas de barro y otros recipientes similares, sobre todo en la cocina tradicional española. Nuestro país es conocido por sus pucheros y cocidos de legumbres como las alubias, los garbanzos y las lentejas, sin olvidarnos de los acompañamientos como el chorizo, la morcilla o el tocino.

En Westwing nos encanta mantener las tradiciones nacionales y, sobre todo en ocasiones especiales, nos gusta experimentar e intentar cocinar platos típicos en nuestra cocina. España cuenta con una gastronomía envidiable, con manjares mundialmente famosos como el jamón serrano o la paella. En nuestra tienda online podrás encontrar todo tipo de utensilios de cocina para preparar deliciosos platos españoles, desde paelleras y cuchillos jamoneros para realizar un corte perfecto hasta ollas de barro para cocinar guisos perfectos.

 Ventajas de las ollas de barro

Cuando cocinamos con ollas de barro, también conocidas como marmitas, no es necesario añadir apenas aceite, por lo que los platos tienen bajo contenido en grasas. Además, la carne y las verduras cocinadas en una olla de barro tienen una textura suave y jugosa que no se consigue con otro tipo de utensilios de cocina más modernos. También cabe destacar que los ingredientes cocinados en este tipo de olla también conservan casi todos sus nutrientes intactos.

Cómo cuidar tu olla de barro

El barro cocido con el que se fabrican las ollas es bastante sensible, por lo que requiere algunos cuidados especiales. A la hora de limpiarlas no debemos meter las ollas de barro en el lavavajillas ni lavarlas con detergentes que puedan dañar su superficie. También se recomienda poner granos de sal en nuestra olla de barro para evitar que se formen hongos en su interior.

Recetas antiguas en ollas de barro

Ya en la literatura del Siglo de Oro aparecen referencias a las ollas de barro y a las posibles comidas que se pueden cocinar con ellas. Los ingredientes tradicionales de la época consistían mayormente en carne de perdiz, cerdo o vaca. Si bien estos platos no han llegado hasta nuestros tiempos, todavía conservamos algunas recetas para las que es necesario el uso de una olla de barro:

  • Olla podrida: aunque su nombre a primera vista pueda sonar un poco desagradable, se trata de un plato muy gustoso. Esta receta consiste en un cocido de legumbres, normalmente garbanzos, con todo tipo de condimentos provenientes del cerdo y verduras como el puerro, los pimientos verdes, las zanahorias y los ajos.
  • Sopa de ajo: se trata de otro de los platos tradicionales de nuestra cultura, que consistía en una fuente de alimento para los campesinos. Poco a poco ha ido evolucionando y se han añadido otros ingredientes como el caldo de carne o el huevo.

Descubre las mil y una posibilidades de las ollas de barro y experimenta con nuevas recetas para sorprender a tus invitados.

Próximas campañas