Fuera empieza a hacer frío, los días se vuelven más grises y el tiempo ya no es tan acogedor. Sin embargo, en casa el ambiente es cada vez más agradable y el espacio respira confort. Entonces está claro – ¡el otoño está a las puertas! A continuación, te contamos los secretos para hacer de este otoño un tiempo lleno de confort y calidez para que puedas disfrutarlo al máximo.   Otoño

El otoño es la estación en la que debemos crear un ambiente todavía más hogareño en casa, de manera que nos sintamos a gusto nada más cruzar la puerta. Además, nuestros invitados, amigos y familiares deben sentirse como en casa cada vez que nos visitan.

Decoración otoñal para la mesa

¿Por qué no utilizar los regalos de la naturaleza para decorar y hacer centros de mesa en otoño? Al igual que hacemos en primavera y verano, atrévete a meter el otoño en casa y decora la mesa con hojas sueltas, flores típicas de la temporada y pequeñas ramas. La decoración otoñal no solo se distingue por su aspecto, sino también por el olor especial que desprenden las hojas y las flores del otoño. Ya sea colocando hojas anaranjadas sobre la mesa de modo que parezcan llevadas por una ligera ráfaga de viento, o preparando cuidadosamente y al detalle un elegante centro de mesa, las hojas de otoño son todo un acierto para conseguir una mesa decorada con total estilo otoñal.

Decoración de otoño

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta en la decoración de otoño, es que esta ayude a sentirse más cómodos y conseguir un ambiente más acogedor en el hogar. Un sofá frente a la chimenea lleno de cojines mullidos y una manta suave consigue que cualquier salón se convierta en un total oasis de bienestar. Pero ten cuidado: demasiados cojines de colores y estampados distintos, y con materiales diferentes, pueden caer rápidamente en exceso y pasar de crear un ambiente agradable a un ambiente cursi – usa tus instintos y gusto personal para una decoración de otoño elegante y sutil.

Además de los cojines, las velas son accesorios perfectos para crear un ambiente más agradable y acogedor. Ya sea utilizando velas individuales distribuidas por el espacio general de la estancia, o creando pequeños centros con diferentes modelos de velas, hay un sinfín de posibilidades para envolver el salón con la cálida luz de estos accesorios. Un aire especialmente cálido se puede conseguir con farolillos y portavelas en tonos marrones y dorados. Sin embargo, si lo que se desea es un ambiente lleno de calidez y resplandor, una chimenea de leña es la clave. El calor del fuego es incomparable y las llamas crean un estado de bienestar casi hipnótico, perfecto para disfrutar al máximo de un otoño lleno de confort.

Luz acogedora en otoño

Con el otoño no solo llega el frío, sino también la época en la que los días se hacen más cortos y disfrutamos de menos horas de luz natural. En las primeras horas de la tarde, el sol se va poniendo poco a poco, hasta que la luz del día se convierte en un crepúsculo tenue. Por eso, para no pasar gran parte del día en la oscuridad, necesitamos luz para iluminar nuestros hogares. En otoño, las luces deben respetar la comodidad y la armonía que se busca en las distintas estancias de la casa. Creando islas de luz utilizando diferentes lámparas de varios colores e intensidades, se pueden conseguir fabulosos contrastes de luces y sombras, ideales para conservar el ambiente cálido y acogedor tan apreciado en otoño.

Flores en otoño

En verano prestamos mucha atención al cuidado y mantenimiento del balcón y la terraza porque pasamos gran parte de nuestro tiempo libre disfrutando en ellos. Sin embargo, y con la llegada del frío, estas zonas tienden a descuidarse en otoño e invierno. Las zonas exteriores también pueden utilizarse en un día de otoño – sentados al sol con una manta y tomando un té caliente en compañía de un amigo o un buen libro – ¡una idea fantástica! Para ello, debemos seguir cuidando el aspecto de terrazas y balcones, y qué mejor manera de hacerlo que con bonitas flores de otoño. Ya sean amapolas, crisantemos, gladiolos o clavelones – las opciones para convertir tu balcón en un colorido mar de flores no tienen límites.

Recetas de otoño

En otoño, las comidas más fuertes sustituyen a las ligeras y refrescantes ensaladas de verano. Y precisamente por razones culinarias, el otoño es la época preferida de mucha gente: guisos, pescados al horno, verduras, arroces y carnes vuelven a la mesa en las épocas más frías del año y son todo un éxito en las mesas de muchos hogares. Pero no solo las comidas fuertes tienen un lugar en el recetario de otoño, las cremas y las sopas son muy populares. Muy tradicionales son las cremas de calabaza, que además de ser muy ricas y nutritivas, inspiran el espíritu otoñal más hogareño. Como símbolo típico del otoño, la calabaza inspira muchos otros platos y recetas deliciosas para esta época, y suele utilizarse para acompañar todo tipo de platos y como guarnición.

Los colores del otoño

Cuando pensamos en el otoño y sus colores, se nos vienen a la mente un montón de tonos cálidos: amarillo mostaza, verde musgo, marrón, berenjena, naranja, tonos tierra y tonos naturales son los colores que visten el otoño. Además de su carácter cálido y natural, estos colores otoñales garantizan un toque de confort y comodidad en el hogar.

Sin embargo, para conseguir una decoración más acertada, estos colores, más bien oscuros y apagados, deben combinarse con tonos vivos y brillante, creando cierto contraste y suavizando el aspecto general del interior del hogar.

Estas ventas empiezan hoy

Próximas campañas