¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Pajitas:la guía Westwing

Tanto para las fiestas de cumpleaños de los más pequeños de la casa, como para disfrutar de una tarde de chicas con cocteles al estilo de Sexo en Nueva York, las pajitas son productos indispensables para cualquier casa. Las pajitas no solamente son útiles para beber cuando llevamos los labios pintados, sino que también alegran y decoran cualquier bebida con sus brillantes colores.

En Westwing nos encanta celebrar fiestas en casa y disfrutar de la compañía de nuestros amigos y nuestros seres queridos. Sobre todo en verano, cuando podemos salir a la terraza a sentir el calor del sol en nuestra piel mientras saboreamos una cerveza fresquita o un gin-tonic con hielos en un vaso de coctel con una colorida pajita.

Breve historia de las pajitas

Por muy sorprendente que parezca las pajitas fueron inventadas por los sumerios a partir de tallos de plantas y paja y las utilizaban tanto para filtrar cebada como para beber cerveza. Posteriormente el uso de las pajitas se extendió por razones de higiene, ya que bebiendo de ellas y no directamente de vasos u otros recipientes se evitaban los contagios de enfermedades.

Pajitas

Diferentes tipos de pajitas

Dependiendo del uso que queramos darles a nuestras pajitas podemos elegir entre diferentes versiones de estos productos de colores.

  • Pajitas sencillas: estas son las pajitas más sencillas que podemos encontrar en el mercado. Se trata de pajitas rectas sin ninguna forma ni doblez.
  • Pajitas flexibles: estos son los modelos que a simple vista parecen rectas pero que se pueden doblar por la parte de arriba para facilitar la aspiración de nuestra bebida.
  • Pajitas “crazy”: se trata de pajitas curvadas que crean una forma de espiral en la parte superior. Son una de las versiones más divertidas de las pajitas.
  • Pajitas con cuchara: este tipo de pajitas son las que normalmente se utilizan para los granizados y tienen una especie de pala o cuchara en la parte inferior.
  • Pajitas gigantes: son las pajitas enormes que se utilizan en ocasiones especiales en las que todas las personas de la fiesta beben de un solo recipiente. Sin embargo, son tan largas que su uso resulta bastante incómodo.

Manualidades con pajitas

No hace falta ser un experto en bricolaje o un manitas para poder aprovechar las pajitas que tengamos en casa para crear manualidades, o como ahora se les llama, Do It Yourself. A continuación te presentamos una serie de ideas originales.

  1. Un jarrón para tus flores: como las pajitas suelen tener colores llamativos, podemos aprovecharlas para forrar un sencillo jarrón y darle un toque original.
  2. Elementos decorativos: también podemos usar pajitas de distintos colores o incluso forrarlas de washi tape y crear un accesorio decorativo en forma de flor.
  3. Marcasitios: otra idea original es poner las pajitas de colores con los nombres de los invitados a una boda.

Descubre los mil y un usos de las simpáticas pajitas de colores en la tienda online de Westwing. ¡Déjate inspirar!

Próximas campañas