Panera retro

Panera retro

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Panera retro:la guía Westwing

No podemos resistirnos al encanto de lo vintage: los accesorios, muebles y complementos para la casa inspirados en tiempos pasados están de moda. En muchísimos blogs de decoración online hablan bondades de su estética y su funcionalidad… Dentro de esta tendencia, uno de los accesorios más bonitos y prácticos para la cocina es sin duda una panera retro.

Durante años, las paneras de toda la vida quedaron relegadas al olvido. Pero en la actualidad, este clásico de las cocinas está volviendo con fuerza. Una panera retro dará un toque actual a tu cocina y te ayudará a conservar el pan tierno y delicioso. A continuación, en Westwing te ampliamos la información para que conozcas las opciones a tu alcance.

¿PANERA RETRO O PANERA VINTAGE?

Una panera retro es similar a una panera vintage, pero hay una diferencia sutil. En el campo de lo “retro” se inscriben los accesorios inspirados en las décadas de los 60, 70, 80 y (sí, ya están llegando) hasta los 90. Las paneras vintage suelen mostrar diseños procedentes de décadas anteriores, aunque a veces los conceptos se funden.

Si amas lo auténtico, busca una panera retro “de verdad”. En rastros, mercadillos, tiendas de muebles online y almacenes de segunda mano se esconden verdaderas joyas. Cuando la encuentres, comprueba que tu panera retro está en buenas condiciones y sométela a una limpieza a fondo antes de utilizarla.

UNA PANERA RETRO HECHA POR TI

Pocas cosas hay con tanto encanto vintage y retro que las labores. Los complementos decorativos hechos a ganchillo, punto o costura son perfectos para dar el toque nostálgico a la decoración. Hacer una panera retro de tela con bordes de ganchillo es un trabajo muy fácil, con resultados preciosos. Además, estas prácticas paneras se pueden lavar.

Otra opción muy divertida para conseguir una panera retro preciosa es la siguiente:

  • Busca una lata decorada de los años 60, 70 u 80 para tu panera retro. Desecha la tapa.
  • Las latas de galletas o pastas son perfectas: son amplias y vistosas, y el metal conserva el pan en muy buenas condiciones.
  • Limpia tu lata y vístela por dentro con un paño de algodón blanco, rematado con encaje o ganchillo para un efecto “abuelita” total.

Como verás, en Westwing no somos una tienda de muebles online al uso: y es que nos encanta darte ideas decorativas y prácticas. ¡Regístrate gratis para ver todas tus posibilidades!