Papel pintado a rayas

Papel pintado a rayas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Papel pintado a rayas:la guía Westwing

Hay clásicos que siempre vuelven y el papel pintado para decorar las paredes es uno de ellos. Vivieron su auge en los años 60 y 70 y es por esto que muchos los asocian con la estética retro y, admitámoslo, un poco hortera. En realidad esto no tiene porque ser así, existe una casi infinita variedad de papel pintado que nos permite elegir el que mejor se adapte a la decoración de nuestras habitaciones. En Westwing sabemos que no siempre es fácil decidirse por un modelo o estilo decorativo, ¡especialmente cuando hay tanta variedad! Muchas veces tememos arrepentirnos y que lo que nos gusta hoy, nos parezca pasado de moda mañana. En lo que a la decoración de paredes se refiere, decidirse por un papel pintado a rayas es un acierto ya que se trata de un diseño clásico, que nunca pasa de moda.

Rayas, rayas horizontales, rayas verticales, raya diplomática, hay muchos tipos de rayas y algunos han estado fuera del panorama decorativo durante un tiempo pero nunca se han pasado de moda, además, durante los últimos años, el papel pintado a rayas ha pisado con fuerza y está en muchos hogares, tanto clásicos como elegantes, ya que el papel pintado a rayas convierte tu hogar es un espacio único.

Papel pintado a rayas – la vuelta de un clásico

El redescubrimiento del papel pintado a rayas ha traído consigo nuevas posibilidades de diseño de interiores, porque se puede mezclar el papel pintado a rayas con papeles de otros diseños como cuadrados o adornos, que sin duda harán brillar tu habitación creando un espacio con armonía a la par que con contrastes. Para aquellos con un gusto más simple y elegante que también quieran probar con el papel pintado a rayas hay otras posibilidades, como combinarlo con paredes que no tengan papel, que podrán ser de color, por supuesto. Sea cual sea tu gusto personal, el papel pintado a rayas te ofrece una gran variedad de opciones de diseño: ¡utilízalo y que no haya más límite que tu imaginación!

Papel pintado a rayas – un nuevo look gracias a los materiales

papel pintado a rayas

¿Las rayas clásicas te parecen aburridas? ¡Por supuesto que no! El papel pintado a rayas ahora está disponible en papel no tejido, por lo que los más clásicos cada vez son menos utilizados. Gracias a la tela de lana hay un sinfín de nuevas posibilidades y variedades de diseños, que afectan en gran medida el resultado final que puedes conseguir con el papel pintado a rayas.

Además de la combinación de diferentes colores y anchos de la raya, puede haber diferencias en los materiales.

La mezcla de materiales es una tendencia en los diseños. En un papel pintado a rayas puede haber una variedad de materiales y una variedad de estructuras: pintura de aluminio, superficies de tela similar a la de la ropa con materiales como la piel, el cuero, el raso o el ante, que le dan a la habitación una imagen especial y poco común.

Papel pintado a rayas – demasiado puede sobrecargar

Los efectos del papel pintado a rayas pueden sobrecargar la habitación. Por eso, no se debe exagerar, porque si lo haces, la habitación quedará sobrecargada, quedando un espacio con demasiado color y un espacio sobrecargado. A la hora de elegir colores tienes que tener en cuenta que den armonía a nuestro espacio, normalmente lo mejor es no utilizar más de dos o tres colores. La dirección del papel pintado a rayas también es importante para la óptica de nuestro espacio. Así, unas rayas longitudinales iguales hasta el techo harán que la habitación parezca más grande y que parezca que haya más espacio.

Incluso con elementos decorativos, sobre todo las imágenes, se debe aplicar el lema: “menos es más”. Por lo general, esto se debe tener en cuenta en el diseño de las rayas del papel para que luego no te parezca demasiado pesado.

Para los que les gusta pensar mucho los diseños de sus habitaciones, tienen que tener en cuenta todos estos consejos y coordinar todo con armonía, podrás disfrutar de un papel pintado a rayas en una habitación de diseño atemporal, quedando un espacio con estilo y buen gusto que gustará a todos tus invitados.