Papel pintado de cuadros

Papel pintado de cuadros

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Papel pintado de cuadros:la guía Westwing

Hay una infinidad de recursos que podemos poner en práctica en el mundo de la decoración. En concreto, las paredes ofrecen un gran número de posibilidades. Podemos pintarlas de diferentes colores, de pizarra, revestirlas con azulejos o losas y, además, empapelarlas con un divertido papel pintado de cuadros.

En Westwing te ofrecemos una amplia gama de recursos para la decoración de paredes. Entre nuestras campañas podrás encontrar desde papel pintado de cuadros de estilo vintage, hasta vinilos decorativos adhesivos para darle un toque de color a tu habitación. Descubre la solución ideal para cada estilo de decoración en Westwing.

PAPEL PINTADO DE CUADROS: VUELVE LO RETRO

El papel pintado de cuadros tiene un tinte nostálgico y echa la vista atrás a la década de los 50 y 60, donde tuvo su mayor auge. En aquellos años el color inundaba el mundo de la decoración y el papel pintado de cuadros se imponía en todo tipo de espacios: casas, tiendas, peluquerías, bares, etc.

Ahora, tanto la decoración como la moda guiñan un ojo al color y las formas suaves de los años 60. Una de las últimas tendencias combina elementos del estilo nórdico con el diseño del siglo pasado e impregna las habitaciones con sus ansias de paz y amor.

Puedes emplear el papel pintado de cuadros en cualquier habitación, desde dormitorios hasta cocinas sin olvidarte del salón o comedor. En cuanto a la elección de los muebles, puedes redondear el estilo haciéndote con una mesa de centro de líneas curvas o las famosas lámparas huevo. En la paleta de colores puedes apostar tanto como quieras, pero preferiblemente entre todas las tonalidades de colores pastel y tonos armónicos.

PAPEL PINTADO DE CUADROS: MANUALIDADES

Para algunos una habitación empapelada por completo con papel pintado de cuadros puede ser excesiva, ya que prefieren los espacios más amplios y vacíos. No obstante, hay otras posibilidades para incorporar el encanto de este patrón.

Una opción muy acertada, aunque suene redundante, es enmarcar el papel pintado de cuadros en cuadros. Para ello solo necesitaremos marcos de las formas que escojamos: cuadrados, rectangulares, redondos, etc. Entonces, tendremos que cortar un trozo del papel pintado de cuadros del mismo tamaño que el interior del marco. Por último lo pegamos al fondo del cuadro y así obtendremos un artículo decorativo muy socorrido y económico.

Si te fascina el aire juvenil y desenfadado de los estilos de decoración de los años 60 y 70, regístrate en Westwing y accede a nuestras fabulosas campañas.