Papel pintado infantil

Papel pintado infantil

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Papel pintado infantil:la guía Westwing

Para las habitaciones de los niños no hay nada como el papel pintado infantil. Las ideas que podemos llevar a cabo con el son geniales, los niños estarán encantados de poder tener una habitación empapelada con sus diseños favoritos.

Diseño del papel pintado infantil

¿Cuáles son las cosas favoritas de tus hijos?, si conoces esta respuesta ya sabes cual es tu diseño. No te preocupes por lo raro que sea, puedes encontrar papel pintado infantil de todas las temáticas que se te ocurran. A los niños les gustan los diseños coloridos, no elijas papel pintado infantil con colores oscuros, la pared es muy importante en la decoración de su habitación, y con los colores y diseños adecuados puedes conseguir que el niño se sienta en su espacio favorito cada día. Existen papeles pintados con un diseño adecuado para cada niño.

Utilizar varios tipos de papel pintado infantil

Lo bueno que tiene el papel pintado infantil es que es muy fácil de utilizar, y además puedes cortarlo para poner partes personalizadas. Con estos papeles pintados, no es difícil decorar una pared de azul marino, y la pared continua con barcos. Así podemos crear un mundo nuevo, y utilizar tantos como queramos: elefantes y la jungla, Winnie the Pooh con Bob Esponja, coches y fútbol, ¿qué crees que le gustará más a tu hijo?

Puedes juntar varias partes en la misma pared, a diferentes alturas, o alternarlos en vertical. Otra opción es combinar colores con diseños, o hacer formas sobre un fondo de un solo color, el papel pintado infantil permite todo tipo de creaciones. Los papeles pintados pueden ser la base para crear bonitos murales decorativos que completen toda la habitación.

Papel pintado infantil combinado con fotomurales

Las habitaciones infantiles también se pueden decorar con fotomurales, pero ello no significa que una cosa sustituya a la otra. Podemos combinarlos para conseguir nuevos diseños, la diferencia entre ambos básicamente es que el papel pintado infantil cubre toda la pared, mientras que los murales decorativos solo una pequeña parte, son como los vinilos de pared grandes. Si tienes un fotomural que te encanta, pero que no pega con el color de la pared, es muy fácil, ponlo sobre el papel pintado infantil, así es mucho más fácil encontrar el diseño ideal.

Puede parecer un trabajo pesado por lo grande de la pared, pero en realidad es muy sencillo, lo más complicado es pensar el diseño. Cuando lo tengas listo, seguro que el niño se queda encantado con la habitación que le has montado, y cada día podrá sentirse contento de utilizarla.

Próximas campañas