Pared de bambú

Pared de bambú

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Pared de bambú:la guía Westwing

Cuando incorporas a una habitación de tu casa una pared de bambú, de calidez infinita, cambia totalmente el carácter del ambiente. Además, estás empleando un elemento natural y ecológico, muy apreciado por las culturas orientales, que además luce fantástico. Pero, ¿cómo integrar una pared de bambú en ese espacio que adoras?

Existe más de una alternativa para instalar una pared de bambú. Por supuesto, te diremos cómo hacerlo y, además, te contaremos cuáles son los elementos de decoración que tendrás que añadir. Puedes descubrir mil sugerencias alucinantes. ¿Quieres saber de qué manera? ¡Registrándote en Westwing!

LA PAZ QUE EMANA DE UNA PARED DE BAMBÚ

Elegir el bambú para revestir o para embellecer total o parcialmente una pared es una idea magnífica, tanto para el medio ambiente como para tu casa y para ti. Tu pared de bambú estará constituida por un material flexible y fuerte a partes iguales, que proporciona un acabado fenomenal allá donde lo incluyas. Se encuentra entre las estrellas de la construcción sostenible, así que no deberías sorprenderte al encontrar más de una pared de bambú en los edificios de arquitectura japonesa de avanzada. Esta planta, que crece tremendamente rápido, se renueva con facilidad y proporciona una estética inspiradora del espíritu zen. En tu lugar para descansar, hacer yoga o meditación, una pared de bambú ayuda a disfrutar del relax. Una tibia pared de color beige puede ser el fondo de un jarrón con bonitas varas de bambú bien verdes.

Ahora veremos qué aspecto podría tener tu pared de bambú. Puedes instalar un laminado refinado y elegante en forma de paneles, válidos para revestir una pared de bambú. Este tipo de paredes son estupendas para habitaciones minimalistas, modernas y de estilo oriental. Si, en cambio, has apostado por una decoración tendiente a rústica, la pared de bambú podría construirse disponiendo en forma paralela varas de bambú en estado natural, con lo cual conseguirías un elemento decorativo genial. Busca a algún voluntarioso que te eche una mano para crear tu pared de bambú, y ¡hasta podrás apelar a tu habilidad DIY!

TU PARED DE BAMBÚ, DONDEQUIERA QUE LA INSTALES, TE ENAMORARÁ

Tienes la posibilidad de incorporar con estrategia y estilo una pared de bambú a distintas habitaciones de la casa. Toma las ideas que te daremos a continuación como referencia, y luego llévalas a tus propios espacios:

  • En un cerramiento acristalado con salida al jardín, amueblado con sillones de mimbre y una mesa de centro también de mimbre o de ratán, puedes disfrutar de algo de privacidad colocando una pared de bambú en el sitio que encuentres más apropiado.
  • En el mismo jardín también podrías colocar una pared de bambú al natural, para que desempeñe la función de un biombo o para que una planta enredadera encuentre su base y te regale un rincón de sombra espectacular.
  • Tu pared de bambú te vendrá de maravilla si has decorado con estilo africano, contrastando distintos elementos sobre muros blancos. Añade cuadros alusivos y máscaras étnicas, las que podrás fijar a la misma pared de bambú, alfombras de sisal o de rafia y figuras humanas y de animales, que descansen sobre mesillas y aparadores de maderas oscuras.

Observa los rincones de tu casa, porque te inspirarán para descubrir dónde encaja a la perfección una pared de bambú. Las paredes laterales de una escalera recubiertas con cañas de bambú ofrecen una imagen surrealista especial, igual que el techo de una terraza o una pérgola diseñada con este material. Te encantarán los resultados que conseguirás.

Próximas campañas