Pared naranja

Pared naranja

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Pared naranja:la guía Westwing

Por muchos motivos eligir el naranja para las paredes de nuestra casa es una apuesta acertada: refleja la luz natural, combina tanto con tonalidades oscuras como claras, aporta alegría… En definitiva, es un color vibrante que se utiliza especialmente para dar vida a cualquier espacio.

Puedes utilizar esta tonalidad para el mobiliario o para las paredes de una habitación. Aunque una pared naranja solemos clasificarla dentro del estilo vintage, también podemos incorporarla en decoraciones vanguardistas, infantiles o rústicas. Añade este toque de energía a tu casa, ¡sigue leyendo!

UNA PARED NARANJA EN EL SALÓN

Se dice que añadir una pared naranja al salón es sinónimo de crear un ambiente familiar, animado y cordial. Al ser un color arriesgado, también logramos personalidad y exclusividad.

En general, una pared naranja combina muy bien con muebles de maderas oscuras: nogal, teka, wengué… También es el compañero ideal de las maderas claras tipo haya o arce. Eso sí, lo que debemos evitar son las maderas de tonos intermedios, ya que se confunden con las paredes y no llaman la atención.

Si te decantas por una decoración con un naranja intenso recrearás espacios de gran impacto y con un toque vintage. Además, lograrás salones muy atractivos y modernos.

Por otra parte, las tonalidades menos intensas están indicadas para los espacios calmados y elegantes. Escoge este estilo de pared naranja para las zonas de lectura o descanso de la habitación.

RINCONES MÁS CÁLIDOS

Como ya hemos comentado, cuando optamos por una pared naranja para una habitación conseguimos un impacto visual único. Un color que no pasa inadvertido y que, además, genera ambientes cálidos y alegres.

Por ejemplo, podemos sumar este toque especial a un dormitorio infantil. No es necesario incluirlo toda la habitación, con tan solo pintar una pared naranja sería suficiente. Otra opción es elegir un papel pintado con alguno de sus personajes preferidos que incorpore esta tonalidad. ¡Les fascinará!

En baño también es una alternativa para crear espacios singulares. Puedes escoger unas bonitas baldosas para que tu pared naranja sea única. Acompáñalas de unas delicadas toallas de la misma gama.

También puedes escoger dos colores para dividir los espacios de tu cocina. Una pared blanca para la zona de cocinar y una pared naranja para la zona del comedor. ¡Quedará genial!

Las habitaciones pequeñas con poca luz natural también son las candidatas perfectas para una pared naranja, ya que aportarás amplitud y luminosidad.

¿Tienes dudas para decorar tu casa? ¿Necesitas ideas innovadoras? Sigue la guía de estilo de Westwing. ¡Triunfarás!