Pared negra

Pared negra

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Pared negra:la guía Westwing

El negro es uno de los colores más eficaces a la hora de transmitir elegancia. Lo utilizamos a menudo para vestirnos, para cenas y ocasiones en las que hay que ir arreglados. Y también resulta muy útil en la decoración de la casa, en mesas, sillas o complementos. Sin embargo, de buenas a primeras, quizá nos parecerá demasiado arriesgado optar por una pared negra. Es cierto que, para acertar, hay que elegir bien el lugar y la dosis de este color. Pero, si seguimos unos pocos consejos claros y sencillos, seguro que nos sorprenderá lo mucho que puede aportar este color a nuestros interiores.

En Westwing te proponemos una guía completa para que aprendas a sacar el mejor partido a tu pared negra. Es una apuesta atrevida, sin lugar a dudas, pero que se está poniendo cada vez más de moda. Regístrate y no te pierdas los consejos de nuestros expertos, con los must have para estar siempre a la última en decoración y conseguir una casa con mucho estilo.

PARED NEGRA SIN PERDER LUMINOSIDAD

Sobriedad y elegancia son sinónimos del negro en la decoración. Pero para conseguir que esos sean los efectos de nuestra apuesta por una pared negra, hay que seguir algunas líneas guía. Lo más importante es la iluminación. Y es que el color negro tiene la propiedad de absorber la luz. Es por esto que sólo hay que utilizarlo en zonas amplias y bañadas por una gran cantidad de luz natural. Este requisito es garantía de éxito y hará que el estilo de tu pared negra deje impresionados a todos tus invitados.

Otra regla esencial es intentar que el negro sea minoritario en el resto de la habitación. Para ello, hay que pintar sólo una pared negra y apostar por el blanco en el resto de paredes y la mayor parte de los muebles, como el sofá, la mesa de centro y las estanterías. Si apuestas por un amarillo paja o anaranjado en el suelo, ya sea de madera o de gres, añadirás calidez al conjunto.

EN EL SALÓN, PERO TAMBIÉN EN EL DORMITORIO, EL BAÑO O LA COCINA

La pared negra es recomendable especialmente en el salón. Y es que, en la mayoría de las casas, ésta es una de las habitaciones que suele recibir más luz natural. Sin embargo, también puedes apostar por ella en el dormitorio e incluso en el baño o la cocina. Para triunfar, no lo olvides, debes seguir siempre las mismas normas: asegurarte de que la iluminación es la adecuada e intentar que el blanco predomine por encima del negro en el resto de la decoración.

Una idea que muchos descartan de entrada es la posibilidad de pintar una pared negra en la habitación de los niños. Sin embargo, en realidad, no es una apuesta tan descabellada. A los niños les encanta pintar, así que ¿por qué no poner una pared negra de pizarra en su habitación? Eso sí, intenta que en el resto del dormitorio predomine el blanco y los colores dulces y suaves para equilibrar el espacio.

PARED NEGRA DE PIEDRA

En la actualidad, la piedra es un material muy apreciado en los interiores y una de las últimas tendencias en decoración. Sin lugar a dudas, una pared negra de piedra dará ese toque sofisticado y vanguardista a tu salón sin que por ello pierdas calidez y sensación de confort. Combínalo con un suelo de parqué claro y el resto de paredes blancas. ¡Verás lo estiloso que queda!

¿Buscas más inspiración para decorar tu casa? Sigue la guía de estilo de Westwing y atrévete con una pared negra.