Pared plateada

Pared plateada

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Pared plateada:la guía Westwing

Pintar las paredes de casa es una de las formas más sencillas de renovar la decoración. A lo largo de los años, las tendencias y las modas varían: desde los tonos amarillo y salmón de los años 80 hasta los neutros actuales, hemos pasado por todo tipo de propuestas. Hoy tenemos una sugerencia que te puede parecer atrevida, pero que a la vez resulta muy interesante: incluir una pared plateada en algún espacio de la casa.

Los tonos metalizados (oro, plata y cobre) parecen más bien indicados para accesorios decorativos, pero una pared plateada o dorada puede ser también una estupenda forma de añadir luz y vida a las habitaciones. Si incluyes una pared plateada en tu entrada o salón, llamará la atención a primera vista y se convertirá en el punto de atracción del espacio. En Westwing te contamos cómo hacerlo para triunfar. ¡Sigue leyendo!

PINTA UNA PARED PLATEADA EN LA ENTRADA

¿Frente a la puerta de entrada de tu casa hay una pared amplia? Entonces, no dudes en utilizar el tono plateado para decorarla. No es necesario que la pared plateada ocupe todo el espacio: también es posible añadir un solo detalle metalizado, como por ejemplo un gran cuadrado sobre una pared blanca o unas franjas horizontales plateadas sobre un fondo gris.

Otra opción es combinar la pared plateada con un papel pintado que incorpore un estampado en este tono. Apúntate esta idea: empapela la parte inferior, pinta la parte superior con pintura metalizada y separa ambas zonas con una moldura de madera, lacada en negro o blanco. Gracias a esta pared plateada y empapelada, conseguirás una entrada impactante que podrás decorar con espejos, colgadores o consolas modernas.

PINTURAS METALIZADAS: ¿QUÉ OPCIONES HAY?

Si te has decidido a pintar una pared plateada, tienes a tu alcance una gran variedad de productos que facilitan mucho la tarea. Estos son los pasos a seguir para utilizar algunos de ellos:

  • Pintura plástica: es el producto más indicado para conseguir paredes plateadas lisas. Aplica un fijador de látex sobre la pared, deja secar 24 horas y pinta la superficie con dos manos de pintura plástica plateada de buena calidad.
  • Pinturas con efectos: si lo que quieres es una pared plateada con destellos sutiles, existen pinturas decorativas con efecto nacarado o metalizado. Estos productos añaden toques metalizados sin cubrir toda la pared.
  • Pinturas en spray: perfectas para pintar detalles plateados sobre fondos blancos o de color: rayas verticales u horizontales, dibujos con plantillas…

Una pared plateada puede ser el mejor telón de fondo para exponer un magnífico sofá de diseño, un mueble antiguo de estilo, una colección de fotografías en blanco y negro… Si quieres encontrar los mejores detalles decorativos para este tipo de ambientes, inscríbete en Westiwing y sorpréndete con nuestra selección exclusiva.