Paredes lacadas

Paredes lacadas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Paredes lacadas:la guía Westwing

Los acabados lacados levantan pasiones en decoración. No es de extrañar: su textura suave e intenso brillo evocan ambientes exóticos y lujosos, que nos transportan a los lugares más especiales. Aunque las paredes lacadas no son muy habituales en las casas de hoy, su presencia puede crear una atmósfera atractiva con una originalidad fuera de toda duda.

Las paredes lacadas quedan muy bien en entradas elegantes, espacios de relax, salones con muebles de estilo asiático e incluso cuartos de baño tipo spa. Por eso, si estás buscando técnicas de pintura diferentes para decorar las paredes con un estilo personal, apuesta por el acabado lacado: en Westwing te enseñamos a integrarlo en los ambientes y a realizarlo como un profesional. A continuación te contamos cómo hacerlo.

DÓNDE UBICAR PAREDES LACADAS

Las paredes lacadas son detalles con mucho protagonismo. Conviene ubicarlas siempre en zonas de atención preferente: esos lugares a los que se nos va la vista de forma inconsciente e inmediata. Si vas a incluir paredes lacadas en tu salón, hazlo en la parte trasera del sofá o en el rincón de lectura: crearás pequeños espacios personales que brillarán con luz propia.

En el baño, apúntate esta combinación: zócalos de azulejos en la parte inferior de las paredes y acabados lacados en la parte superior. Por ejemplo, puedes alicatar el zócalo con azulejos blancos y lacar la pared en un suave tono turquesa. Si además escoges un lavabo exento sobre una encimera de madera y lo acompañas de un espejo plateado de estilo antiguo, las paredes lacadas crearán un ambiente lujoso y elegante.

LACAR PAREDES: DISTINTAS OPCIONES

Decorar la casa con paredes lacadas es una opción interesante, pero conseguir un acabado perfecto no es tan sencillo. Hay varias soluciones para lograrlo de manera sencilla:

Esmalte-laca: para que las paredes lacadas de la casa ofrezcan un brillo satinado y un tacto suave, utiliza este producto. Aplica una selladora sobre la pared lisa, deja secar y da dos o tres manos de esmalte-laca del color deseado con rodillo de esmaltar. Abre bien las ventanas y deja que el espacio se ventile durante unos días.

Ceras abrillantadoras: las gamas de pintura decorativa incluyen ceras incoloras que permiten obtener un efecto brillante en las paredes . Primero, aplica el color deseado y deja secar. Al día siguiente, protege el acabado con una capa de cera que podrás pulir y abrillantar transcurridas 24 horas.

Plástico autoadhesivo: hazte con unos tableros de DM de 6 mm de espesor, del tamaño de la pared. Fórralos con un plástico autoadhesivo brillante y pégalos a la pared con cinta de doble cara. Cubre las juntas con molduras pintadas del mismo color o en contraste. Conseguirás unas paredes lacadas exprés… y de “quita y pon”.

Escoge un rincón aburrido de tu casa y anímate a decorarlo con paredes lacadas: combínalo con muebles de estilo oriental para crear tu propio espacio zen. En Westwing encontrarás muchas ideas y propuestas para lograr el estilo que buscas en decoración. ¡Regístrate y empieza a disfrutar!