Paredes tapizadas

Paredes tapizadas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Paredes tapizadas:la guía Westwing

Las paredes tapizadas estuvieron de moda durante mucho tiempo como símbolo del lujo y la riqueza. Los palacios con paredes tapizadas con damascos, sedas, brocados y otras maravillosas telas las podemos ver aún en edificios antiguos, conservados como museos o monumentos. Esta técnica decorativa también fue muy empleada en las casas hace unos años y hoy día se vuelve a recuperar.

Una habitación con paredes tapizadas puede parecer agobiante o incluso poco saludable, a causa del polvo que se acumula en las telas. Pero esto no tiene por qué ser así: si escoges bien los colores y tejidos, conseguirás un efecto único que llamará la atención. Si quieres saber cómo hacerlo, en Westwing te aconsejamos que leas el artículo que viene a continuación. Te vas a sorprender…

TELAS PERFECTAS PARA PAREDES TAPIZADAS

Antiguamente, las paredes tapizadas eran un método empleado para conservar el calor en las habitaciones. Los muros de piedra de palacios y castillos no tenían ningún tipo de aislamiento, y las telas creaban una pantalla cálida y decorativa. Hoy día, las casas están preparadas para evitar este problema: las paredes se tapizan únicamente por su efecto en la decoración.

Si quieres tapizar las paredes de alguna habitación de tu casa, primero comprueba que están en buen estado, sin humedades ni manchas. Busca tejidos resistentes, lavables y que aguanten bien sin arrugarse. Lonetas fuertes, tejidos especiales para tapizar muebles, sedas y moarés son excelentes elecciones para vestir espacios con paredes tapizadas.

CÓMO TAPIZAR PAREDES: DISTINTAS OPCIONES

¿Has decidido decorar algún espacio de tu casa con paredes tapizadas? Entonces, una vez escogida la tela adecuada, te vamos a contar cómo hacerlo. Estos pasos son básicos para conseguir el mejor de los resultados:

  • Retira rodapiés y marcos: conviene dejar las paredes totalmente despejadas y luego utilizar estos elementos para ocultar los bordes. Si no puedes quitar los marcos de las puertas, retira por lo menos el rodapié. El efecto final es mucho más elegante.
  • Fija la tela: para conseguir unas paredes tapizadas perfectas, corta el material a la medida y deja un sobrante de 10 cm por arriba y por abajo. Un “truquillo”: puedes emplear papel textil (papel pintado con efecto tela), mucho más fácil de colocar. Pégalo a la pared con cola de empapelar y presiona con un cepillo especial.
  • Haz los remates: corta el exceso con un cúter muy afilado y una llana de metal, presionando con la llana al tiempo que pasas la cuchilla. Oculta el borde inferior de las paredes tapizadas colocando de nuevo el rodapié. Si has utilizado tela, puedes tapar los bordes con finas molduras de madera blanca o con pasamanería pegada con adhesivo textil.

Las paredes tapizadas llenan de estilo y confort cualquier dormitorio, pasillo o salón. Regístrate en Westwing para encontrar todo tipo de consejos para vestir tu casa y la selección más exclusiva de productos de calidad.