Paredes vintage

Paredes vintage

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Paredes vintage:la guía Westwing

Rememorar épocas pasadas es un must en la decoración actual. Cada vez resulta menos extraño encontrar en los salones lámparas de araña, sillones de piel, muebles con estética antigua... Inspírate en la decoración de los años 50, 60 o 70 y consigue ideas con aires románticos y elegantes. ¡También puedes completar tus espacios con unas increíbles paredes vintage!

Para el diseño de estas paredes puedes optar por la pintura con efectos desgastados, los papeles de estampados de flores o los colores vivos. Esta tendencia deco apunta hacia un nuevo lujo, lleno de detalles antiguos y con toques del presente. Si quieres convertir tu casa en un enclave lleno de historia y experiencia, ¡ahora es el momento! Sigue nuestros consejos.

HABITACIONES SINGULARES

En los años 50 destacaron los motivos geométricos y los tonos pastel. En los 60, primó el estilo psicodélico, llamativo y colorido. Y en los 70 las flores fueron las protagonistas. Tres épocas perfectas para reflejar en las paredes vintage de cualquier habitación que se precie.

Puedes añadir este toque de extravagancia a ambientes minimalistas o a decoraciones tradicionales.

Por ejemplo, para el salón puedes optar por acompañar tus paredes vintage con muebles señoriales y un sofá capitoné. Decántate por detalles en color dorado o bronce, como un gran espejo de tipo imperio.

Para el comedor elige una lámpara de araña y una alfombra que evoque al pasado. Puedes aportar frescura y romanticismo a este espacio con unas plantas o flores naturales.

Y para el dormitorio escoge unas mesillas de estilo afrancesado y un cabecero con dosel. ¡Quedarán ideales con tus paredes vintage!

COLORES VINTAGE

Uno de los elementos claves a la hora de elegir las paredes vintage es el color, ya que este estilo se representa a través de tonalidades muy características.

  • Paredes rojas: al ser un color fuerte, se debe utilizar con cuidado para no saturar. Combina a la perfección con gamas suaves que puedes incorporar en mobiliario, cortinas y alfombras.
  • Paredes naranjas: es uno de los colores clave. ¡Atrévete a añadir esta tonalidad también en muebles o sofás!
  • Paredes amarillas: es otro de los colores principales. Aporta luminosidad y combina con grises y negros.
  • Paredes verdes: son ideales para armonizar con tonos rosas y dorados.
  • Paredes negras: aunque no son frecuentes, aportan elegancia y belleza a las habitaciones. Te permite combinar con todo tipo de colores.

Si quieres incorporar este estilo en tu vivienda, recuerda que los complementos antiguos son muy importantes para conseguir un efecto vintage. ¡En Westwing podrás encontrar un sinfín de ideas y consejos!