Patio interior romano

Patio interior romano

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Patio interior romano:la guía Westwing

La decoración de un patio interior romano es esencial para realzar la belleza de estos espacios amplios y con columnas que ofrecen tantas opciones.

No te pierdas la oportunidad de registrarte de forma gratuita en Westwing para descubrir las mejores oportunidades y los mejores consejos de decoración.

Siguiendo las directrices del imperio romano

Nadie pone en duda que los romanos fueron los pioneros del urbanismo y construyeron la famosa casa romana, con dormitorios y espacios que se repiten en la arquitectura moderna. El patio interior romano era una pieza central, en torno a la cual se disponían las piezas de la casa. Era un espacio amplio, con columnas y, en muchas ocasiones ajardinado.

Sin ninguna duda, disponer de un patio interior romano hoy en día es todo un lujo y se encuentran muchas variantes de los mismos en los patios andaluces, en los patios de casas diseñadas a medida y en algunos hoteles y restaurantes en los que buscan crear ambientes especiales. Algunos elementos clave que permiten visualizar un patio interior romano son las columnas, a veces separadas por arcos, el suelo azulejado y la vegetación.

Son espacios especiales, llenos de encanto y en los que la decoración juega un aspecto primordial. Por eso se han convertido en lugares ideales para relajarse, para descansar, para leer o para pasar una velada especial.

Elementos fundamentales en la decoración de un patio interior romano

A la hora de decorar un patio interior romano, conviene que tengas en cuenta los siguientes aspectos:

  • El mobiliario
  • La iluminación
  • Los adornos

La elección de la mesa es muy importante y en tu patio interior romano, puedes optar por una mesa de madera. La belleza de la madera nunca falla, es un valor seguro. Elige un tamaño adecuado, que no ocupe todo el espacio disponible. Y si tienes invitados con frecuencia, tienes numeroso modelos extensibles. En combinación con la mesa, elige unas cómodas sillas de mimbre que podrás adornar y hacer más confortables con cojines de tus colores preferidos.

Ahora ya tienes lo esencial de tu patio interior romano, pero o te olvides de la iluminación y aprovecha las columnas para anclar unos bonitos faroles que, además de decorar, iluminarán el patio. Y no olvides que en este tipo de espacios, la vegetación forma parte de la decoración, por lo que siempre puedes incorporar macetas que alegrarán este espacio privilegiado.

¿Buscas más inspiración sobre patios? ¡Inspírate en Westwing!