Pintura para la cara

Pintura para la cara

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Pintura para la cara:la guía Westwing

Ningún disfraz está completo sin los complementos: un logrado atuendo de Drácula sería muy poco creíble si lo vistiéramos con la cara lavada. Las máscaras, caretas y la pintura para la cara nos permiten darle un toque extra de autenticidad a nuestros disfraces y que el efecto sea mucho más dramático.

En Westwing nos encanta organizar fiestas de todo tipo, sobre todo de disfraces. Si además es una fiesta infantil, la pintura para la cara es imprescindible para convertir a los más pequeños de la casa en tigres, elefantes, superhéroes, personajes de dibujos animados y todo lo que puedan imaginar. En nuestra tienda online encontrás todo lo necesario para que tus invitados se lo pasen genial: ideas de decoración, cócteles, copas y vasos para las bebidas y utensilios de cocina para que no falte la buena comida.

TRUCOS PARA PINTAR CARAS

A continuación te ofrecemos algunos trucos para que crees un maquillaje perfecto y duradero:

  • Antes de empezar con la pintura para la cara, hay que tener una idea muy exacta de lo que vamos a pintar. Así evitaremos tener que hacer borrones o malgastar pintura.
  • Te recomendamos que hagas una prueba en alguna zona pequeña y poco visible (detrás de la oreja o la muñeca) para asegurarnos de que la pintura no nos produce reacciones alérgicas.
  • La persona que va a pintarse debe tener ya el disfraz puesto: si no, podría estropear el maquillaje al cambiarse.
  • Usa una esponja para aplicar la pintura para la cara, pero procura tener una para cada color.
  • Si el maquillaje tiene un color de fondo y detalles encima, deja secar primero la capa base de pintura para la cara antes de seguir pintando.
  • Aplica la pintura para la cara en capas finas para que no se agriete.

PINTURA PARA LA CARA DIY

Si prefieres que la pintura para la cara de tu disfraz o el de tus hijos sea lo más natural posible o si tenéis la piel sensible, puedes usar productos que tengas en la cocina para preparar tu propia pintura para la cara. Solo necesitarás 4 cucharadas de fécula de maíz, 2 cucharadas de crema hidratante, 2 cucharadas de agua y colorante alimentario. Los pasos son muy sencillos:

  • Mezcla el agua con la fécula de maíz hasta que esté bien disuelta.
  • Añade la crema hidratante y bátelo todo bien.
  • Separa la mezcla en varios montoncitos, para usar un color con cada uno.
  • Añade un par de gotas de colorante a cada montoncito y ¡listo!

¡Anímate a usar tu propia pintura para la cara y haz que tus disfraces sean muy auténticos!