Pinturas decorativas

Pinturas decorativas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Pinturas decorativas:la guía Westwing

A la hora de decorar una habitación, lo primero en lo que tenemos que pensar antes de elegir los muebles, es en el color que vamos a utilizar para pintar la pared. Muchas veces no encontramos un color que nos guste de verdad y los papeles pintados no nos convencen del todo. En este caso, siempre podemos optar por las pinturas decorativas, que no solo nos sirven para las paredes sino también para personalizar nuestros muebles a nuestro gusto. En Westwing queremos que cada casa sea única y especial, por lo que le ofrecemos muebles y accesorios de diferentes estilos para que pueda elegir el que mejor se adapte a su hogar. Otra opción que también podrá encontrar en nuestra web son los vinilos decorativos para paredes, puertas e incluso suelos. ¡Déjese inspirar por nuestros mejores expertos y decore su hogar según su estilo personal!

Las pinturas decorativas y sus diferentes técnicas

Si se trata de darle una nueva apariencia a las paredes de una habitación de nuestra casa mediante el uso de pinturas decorativas, existen diferentes técnicas que podemos utilizar dependiendo del efecto que queramos conseguir.

Trapeado: se trata de una técnica de decoración que consiste en aplicar pintura en una pared por medio de un trapo o un paño. Primero se humedece el trapo en pintura y posteriormente se reparte por la pared que queramos pintar. El efecto que produce esta técnica es que nuestra pared tendrá unos diseños únicos, creados a partir de la presión que hagamos en la pared con el trapo.
Esponjado: es una técnica parecida a la del trapeado, pero en este caso se realiza con una esponja. El resultado también es diferente, ya que con el método del esponjado el diseño queda más uniforme.
Falso estuco: sin tener que adquirir este costoso material, podemos crear un efecto de falso estuco en nuestras paredes mediante las pinturas decorativas. Para imitar la técnica original solo tenemos que crear una mezcla entre barniz y óleo.

Pinturas decorativas en muebles

La técnica más común a la hora de utilizar las pinturas decorativas en muebles, es el envejecimiento de muebles. De esta manera, haremos que muebles nuevos tengan un aspecto antiguo característico del estilo shabby chic. Para conseguir este acabado, tendremos que pintar los muebles en colores claros y tonos pastel y aplicar una capa de barniz o cera para que parezcan desgastados.

Si queremos personalizar un mueble que ya está pintado añadiéndole un pequeño detalle, siempre podemos dibujar sobre la superficie de la mesilla de noche, el armario ropero o la cómoda con nuestras pinturas decorativas. Otra opción sería crear un patrón mediante plantillas.

Para transformar un mueble victoriano en un mueble original y de estilo glam, podemos hacerlo pintando las patas de madera de un sillón o una butaca con pinturas metálicas de color oro o plata. De esta manera conseguiremos un mueble llamativo que se convierta en el foco de atención en nuestro salón.

Próximas campañas