Pinturas para azulejos

Pinturas para azulejos

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Pinturas para azulejos:la guía Westwing

Cambiar los azulejos puede ser una gran idea para darles a nuestro baño y cocina un nuevo aspecto, pero es una obra que plantea muchos quebraderos de cabeza: buscar profesionales o arriesgarnos a hacerlo nosotros mismos, comparar precios de materiales, conseguir las herramientas... Existe una forma mucho más rápida, sencilla y barata de renovar estas habitaciones: las pinturas para azulejos.

En Westwing nos entusiasma transformar el aspecto de la casa con formas y colores, ¡y más si lo hacemos mediante manualidades! En nuestra tienda online podrás encontrar ideas y productos para inspirarte y dar rienda suelta a tu creatividad. Plasma tus diseños en el baño o la cocina con las pinturas para azulejos y di adiós a las reformas complicadas.

PINTURAS PARA AZULEJOS VS. REFORMAS

Si estás pensando en darle un nuevo aire a tu cocina o baño, seguramente te hayas planteado cambiar los azulejos. Este tipo de reforma requiere contratar a profesionales experimentados o una buena dosis de valentía y habilidad si quieres hacerlo por tu cuenta. Cualquiera de las dos opciones requiere una inversión considerable: si optamos por acudir a expertos, el coste de los materiales y la mano de obra será elevado; si preferimos hacerlo nosotros mismos, el precio de los materiales y herramientas siguen siendo un factor que tener en cuenta, con el riesgo añadido de equivocarnos en las medidas o en la posición en la que colocamos los azulejos. Sea como sea, esta reforma va a llevar varios días.

Por suerte, existe una opción más barata y rápida para decorar el baño y la cocina: las pinturas para azulejos. Son de muy fácil aplicación y la gran gama de colores y esmaltes a tu alcance hace que prácticamente todo sea posible: ¡deja volar tu imaginación!

¿CÓMO APLICAR PINTURAS PARA AZULEJOS?

Es importante que los azulejos estén limpios y secos antes de empezar a pintar y que el ambiente esté ventilado. Además, la limpieza posterior será más rápida si cubrimos muebles y enchufes. Para conseguir un mejor acabado, es preferible limpiar las juntas de los azulejos con un cepillo antes de empezar. Si tenemos que poner silicona en los azulejos, debemos hacerlo antes de pintarlos para que la silicona no dañe la pintura para azulejos. Una buena idea es aplicar primero una capa de imprimación para conseguir más adherencia. Si lo hacemos, tendremos que esperar 24 horas antes de comenzar con la pintura para azulejos.

Necesitaremos un rodillo de espuma y una brocha pequeña para zonas más inaccesibles. Cuando pintemos sobre ranuras y uniones de los azulejos, introduciremos el rodillo o la brocha para que se cubran bien. Conseguiremos un gran acabado si aplicamos dos manos de pintura, especialmente si estamos tapando un color intenso. Para no estropear lo pintado, esperamos 24 horas antes de dar la segunda mano. Por último, dejamos secar las pinturas para azulejos entre 48 y 72 horas.

MANTENIMIENTO DE LA PINTURA

Además de la sencillez y el bajo precio, otra de las ventajas de las pinturas para azulejos es que el acabado es resistente a arañazos, roces y manchas. Sin embargo, tenemos que tener cuidado al limpiar: pasar un paño húmedo es suficiente. Si queremos eliminar suciedad más resistente o manchas de grasa, lo mejor es optar por un detergente suave. Es muy importante recordar que si usamos disolventes o estropajos, dañaremos la pintura.

Próximas campañas