Plantas ecológicas

Plantas ecológicas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Plantas ecológicas:la guía Westwing

Las plantas ecológicas han llegado para quedarse y rememorar los sabores y cultivos tradicionales. Sembrarlas en casa ahora es muy fácil, ya sea en el jardín, en la terraza, en el balcón o en tu huerto colgante.

Tomates, lechugas, zanahorias, fresas, moras, albahaca, romero... ¡las plantas ecológicas son la mejor alternativa! Recurren a técnicas de preparación del suelo y control de plagas. ¿Sabes cómo hacerlo? Entra en Westwing y te lo contamos todo.

UN JARDÍN ECOLÓGICO AL ALCANCE DE TU MANO

Las plantas ecológicas son todas aquellas que aprovechan los medios que nos ofrece la propia naturaleza para la autorregulación de los procesos naturales. Son, por tanto, respetuosas con el entorno y evitan los problemas ocasionados por el uso abusivo de productos.

Puedes cultivar tu propio jardín en casa, pero ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Escoge siempre un lugar soleado y bien ventilado.
  • Trasplanta las plantas adquiridas de semillas a macetas o cajones amplios.
  • Riega con agua limpia y, siempre que sea posible, con agua de lluvia.
  • Combina especies hortícolas con otras plantas ecológicas aromáticas y medicinales como lavanda, romero, salvia o albahaca que sirvan, además, para ahuyentar insectos.
  • Respeta la rotación de los cultivos.
  • Permite la presencia de insectos como mariquitas, lombrices o ciempiés, especies benéficas para tus plantas ecológicas y que controlan de forma natural distintos tipos de plagas.

Si tu jardín te lo permite, planta también distintas especies con flores para alimentar a los insectos y fomentar así la vida silvestre con nidos y bebederos para aves.

BENEFICIOS DE LAS PLANTAS ECOLÓGICAS

Los agricultores ecológicos reclaman la mayor calidad nutricional de sus productos. Según algunos estudios, las plantas ecológicas tienen mayor contenido en vitaminas C y E, minerales esenciales y antioxidantes que el resto de vegetales tratados.

Y ya no es tan solo un tema de salud, puesto que las plantas ecológicas tampoco emplean semillas o variedades de plantas con tratamientos transgénicos, considerados por las asociaciones ecologistas como un serio riesgo para la biodiversidad del planeta y, a largo plazo, para la salud humana. Las semillas y plantas ecológicas están certificadas por organismos autonómicos según normas europeas. En su cultivo de origen se emplean insecticidas naturales como el aceite de neem y se emplean abonos orgánicos (compost de origen vegetal o humus de lombriz) para enriquecer la dotación de nutrientes del suelo.

¿Te atreves con el cultivo de tus propias plantas ecológicas? Regístrate en Westwing, te desvelamos todas las claves en decoración y te asesoramos para que tengas una vida plenamente saludable.

Próximas campañas