Plato

Plato

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Plato:la guía Westwing

Tus vajillas constan de diferentes accesorios, y el plato es uno de ellos. Para desayunar, para comer y para cenar, necesitas un plato en el que poner tu comida. Sin ellos no podríamos comer en condiciones, así que como puedes imaginar el plato es indispensable. Funcional, ¿y si encima es bonito? ¡Sería perfecto! Puedes encontrar muchos tipos de plato, pero lo cierto es que siempre vas a necesitar uno. Compra los tuyos, ¡y sírvete la comida como se merece! No pueden faltar en la cocina, y tener demás es necesario por si tienes invitados.

Tipos de plato

Plato de la cena: se le conoce también como plato para la carne, y es que un buen filete de carne es muy habitual en esta hora de comer. Por lo general tiene una forma plana, por lo que es perfecto para poner nuestra carne, y acompañarlo con patatas, ensalada, tortilla o lo que queremos. ¿Qué tal unas verduritas?

Plato de sopa: es profundo, perfecto para que pongas tus comidas líquidas, como las sopas, y para las pastas.

Plato de postre: es igual que el plato de la cena pero más pequeño, podrás poner tu fruta en almíbar o un trozo de tarta, ¡o de lo que quieras!

Platillo: es el típico con el que acompañamos nuestras tazas de café o de té, así, la taza de café o de té no queda directamente apoyada sobre la mesa, si cae alguna gota, ¡la mesa no se manchará!

Plato para menús: está dividido en varias partes, así puedes poner tu primero, tu segundo y tu postre, ¡3 en uno! Lo bueno es que aunque sea solo un plato, las comidas están separadas por lo que no se mezclarán las comidas.

Plato para pizza: si preparas una pizza en casa, ahí tendrás tu plato de pizza especialmente para ella del que podrás comer directamente. ¡Perfecto!

Infantil: este tipo lo puedes encontrar de diferentes tamaños, hondos o planos, la diferencia está en que tiene dibujos para los más pequeños, ¡seguro que consigues que se coman las verduras!

Platos para todos

Un plato es algo que vamos a ver todos los días, y vamos a utilizar. Por este motivo lo mejor es que elijas unos que te gustan: hay muchos colores, formas, diseños y materiales, desde unos de plástico duro hasta unos de porcelana fina! ¡Elige los que más te gusten!