Platos para bebés

Platos para bebés

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Platos para bebés:la guía Westwing

Dar de comer a los más pequeños de la casa puede ser una auténtica batalla cada día. Cuando llega la época de empezar a comer purés y potitos, no todos los bebés se adaptan con la misma rapidez y predisposición. Si este es tu caso, Westwing te sugiere platos para bebés que te facilitarán mucho la tarea.

Indudablemente, los niños se sienten atraídos por el color y las formas divertidas. Por ello, unos platos para bebés distintos de la vajilla que utilizan los adultos, te ayudarán a convencerles de que se tomen su comida. ¡Consigue que la alimentación de tus hijos no suponga un problema!

PLATOS PARA BEBÉS: DIVERSIÓN EN LA MESA

A la hora de elegir platos para bebés en los que servir la comida a tu bebé debes tener en cuenta no solo que tengan un diseño original, sino también el material. Te explicamos cuales son los más ventajosos:

  • Silicona: por su flexibilidad y por lo blandos y suaves que son, estos platos para bebés no suponen ningún peligro. Pueden doblarlos o dejarlos caer, que no se romperán. Además, puede lavarse en el lavavajillas a temperaturas elevadas, por lo que este tipo de platos para bebés resultan muy cómodos e higiénicos.
  • Plástico: son un poco más rígidos que los de silicona, por lo que pueden resultar más cómodos a la hora de sujetarlos o agarrarlos, ya que no se doblan con tanta facilidad como los de silicona. Sin embargo, estos platos para bebés no resisten el calor tan bien como los de silicona. A temperaturas demasiado altas, pueden fundirse y estropearse.

COMPLEMENTOS IDEALES DE PLATOS PARA BEBÉS

Además de que los platos para bebés presenten diseños atractivos para tus hijos, como formas de animales, flores, nubes, etc., siempre es importante contar con otros elementos adicionales para utilizar a la hora de la comida:

  1. Maletín de viaje: tener un maletín de tipo picnic donde guardar todos los utensilios (plato, tenedor, cuchara y vaso) hará que nunca te dejes nada en casa cuando vayáis a pasar el día fuera.
  2. Cubiertos: además de los platos para bebés, es más que necesario que dispongan de cubiertos de materiales blandos con los que no puedan hacerse daño.
  3. Babero: ¿qué sería de los bebés sin los baberos a la hora de la comida? Elige un babero a juego con su plato para que nada desentone en la cocina.

De entre todos los productos que Westwing te ofrece esta temporada en sus colecciones, encontrarás platos para bebés que te enamorarán. ¡Regístrate ya y echa un vistazo a todos nuestros productos!