Platos para bodas

Platos para bodas

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Platos para bodas:la guía Westwing

La elección de los platos para bodas depende en gran medida del estilo y las características del banquete que deseamos. Evidentemente, se trata de un día muy especial cuyo menú ha de adecuarse a la naturaleza del evento, motivo por el que es importante escoger una gastronomía selecta con platos tan exquisitos como actuales.

En Westwing ponemos a tu disposición una enorme variedad de ideas y sugerencias que te ayudarán a hacer la mejor elección de menú para el día más importante de tu vida.

BOCADOS DE PLACER PARA CELEBRAR TU BODA

Desde siempre las bodas se han asociado a grandes banquetes en los que todos los asistentes salían satisfechos y llenos de alegría. Los invitados deben disfrutar al máximo con cada plato. Los tradicionales menús de bodas formados por tres platos más postre, que suelen incorporan entrantes, pescado, carne y tarta nupcial, se mantienen entre las principales preferencias de la mayoría de los novios, aunque la alta cocina está desarrollando nuevas alternativas carismáticas y encantadoras que apuestan por la creatividad y la innovación. En consecuencia, los menús de degustación, con una sucesión de pequeñas raciones exquisitas, se presentan como una excelente alternativa de platos para bodas.

PLATOS PARA BODAS, UN REGALO PARA LOS SENTIDOS

Los platos para bodas han de seducir a sus destinatarios y hacer disfrutar a los invitados de grandes placeres sensoriales. La opción del catering se convierte también en una alternativa exquisita que permite degustar delicatessen y sorprender a los asistentes, así como dinamizar el momento del banquete. Lo ideal es servir antes del banquete algunos entrantes en los aledaños, a modo de recepción, por ejemplo mediante la presencia de varios cortadores de jamón.
Al elegir los platos para bodas debes tener muy en cuenta que esa selección refleja en gran medida vuestra personalidad, motivo por el que podemos personalizar y mejorar dicha elección con trucos como estos:

  • En los entrantes de tus platos para bodas no puede faltar el marisco (los langostinos y las cigalas son la mejor opción).
  • Apuesta por la sofisticación en los primeros platos para bodas, con combinaciones tan originales como los bocaditos de rosada o los champiñones rellenos.
  • Incluye un sorbete para marcar la diferencia entre el segundo y el tercer plato: si quieres romper, ponlo de mandarina al pacharán en vez del típico de limón.
  • Elige la carne y el pescado en función de la gastronomía característica de la zona.