Pluma

Pluma

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Pluma:la guía Westwing

Por mucho que la ciencia y la tecnología avance hay ciertos productos que nunca pasarán al olvido. Ya sea por su innegable carisma, su estilo intacto o sofisticación, algunos productos parecen aferrarse a nosotros y se niegan sencillamente a desaparecer. Uno de estos artículos cuyo uso ha pasado de generación en generación y sigue siendo un referente de estilo sin precedentes para la escritura es la pluma estilográfica.

En Westwing nos encantan esos pequeños detalles que llenan nuestra vida de estilo y elegancia. Las plumas son precisamente esos artículos que harán que tomar notas o hacer la lista de la compra sea una ocasión más especial. En nuestras campañas podrás encontrar todo tipo de accesorios y artículos ideales para equipar y decorar tu oficina. Además de material de oficina, déjate seducir por nuestra amplia gama de mobiliario para oficinas, como sillas de oficina, escritorios y secreteres.

BREVE HISTORIA DE LA PLUMA ESTILOGRÁFICA

La invención de la primera pluma estilográfica llegó de la mano del rumano Petrache Poenaru ya revolucionó el mundo de la escritura en el siglo XIX. Antes de esa fecha, había que escribir con una pluma que no incorporaba un cartucho de tinta, sino que esta pluma había que mojarla en el tintero repetidamente para poder escribir. La llegada de las plumas estilográficas con cartucho recargable incorporado promovió la producción en masa de estos instrumentos de escritura e hizo que escribir fuese una tarea mucho más sencilla.

Más adelante, durante los años 60 la popularidad de esta pluma se vio minada por la aparición de los bolígrafos. Sin embargo, el estilo que nos puede aportar una pluma estilográfica a la hora de escribir ha permanecido intacto y hoy en día se puede encontrar una pluma en las mejores mesas de oficina.

VENTAJAS DE LA PLUMA ESTILOGRÁFICA

Si bien el uso de los bolígrafos está actualmente muy extendido en nuestro país, las plumas estilográficas siguen ofreciéndonos un gran número de ventajas con respecto a sus compañeros de bajo coste. A continuación os mencionamos algunas de las más relevantes:

  • Una caligrafía impecable: escribir con una pluma puede ser ligeramente más complicado que con un bolígrafo. Dado que la tinta de la pluma es fresca, debemos prestar especial atención para que no se emborrone y desluzca nuestro texto. Por ello, la pluma nos ayudará a tener una caligrafía impecable digna de los mejores manuscritos.
  • Vida duradera: las plumas estilográficas son también más sostenibles que los bolígrafos. Un bolígrafo tiene una duración predeterminada y una vez se gasta la tinta hay que desecharlos, mientras que la pluma podrá ser nuestra compañera de escritorio por un largo tiempo si solamente renovamos los cartuchos de tinta.
  • Un estilo personal: dado que la pluma estilográfica nos acompaña durante mucho tiempo, su elección deberíamos hacerla según nuestros gustos y preferencias. Así nuestra pluma estilográfica reflejará siempre nuestro estilo.

Haz que escribir sea una tarea llena de estilo y sofisticación con una pluma estilográfica. Descubre en Westwing la pluma ideal para dar rienda suelta a tu creatividad.

Próximas campañas