Porcelana

Porcelana

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Porcelana:la guía Westwing

En casi todos los hogares tenemos algo de porcelana. La porcelana forma parte de nuestro día a día, ya que se utiliza para productos cotidianos que necesitamos. Pero también hay productos exquisitos, piezas únicas que forman parte de nuestra decoración y dan un toque elegante a nuestro espacio. Tal es la exquisitez, que hay coleccionistas de piezas de porcelana.

La porcelana es un material muy versátil, por ejemplo, tenemos piezas que adornan nuestro armario y tenemos piezas que lucen en nuestra vitrina. Muñecas de porcelana, floreros… Dependiendo de la calidad de la porcelana darás un uso u otro. Por lo general, mientras más calidad tenga la porcelana más cara será.

¿Qué porcelana quieres?

El oro blanco” es una forma de llamar a la porcelana, hecha principalmente de feldespato, cuarzo y caolín. Dependiendo de la cantidad de estas sustancias la porcelana será dura o suave. Como normal general, mientras más cantidad tenga de caolín con otras sustancias, más dura será. La mayoría de esta porcelana dura se crea en Europa, mientras que la más blanda se crea sobre todo en Inglaterra, Japón y China.

Se distingue por su color blanco, y es más o menos traslucida dependiendo de su dureza. Además, la distinguimos con facilidad por su brillo, lo que la distingue de otros materiales.

La invención de la porcelana, de China a Valencia

PorcelanaLos productos de porcelana procedentes de China podemos encontrarlos por todo el mundo, y se caracterizan por su buena calidad. La importancia y la popularidad de la porcelana de China no es casualidad, el imperio Chino fue el que la invento  en el año 620. Su comercio es muy importante para la economía China, gran parte de lo que producen está pensado para la exportación, hasta tal modo que China se ha hecho con el monopolio.

La porcelana se creó en Europa durante los primeros años de 1700. El alquimista Friedrich Böttger descubrió en Alemania cómo elaborar una porcelana muy similar a la china. Fue un gran éxito y solo algunos de los que se dedicaban a crearla conocían su secreto. Durante estos años y las décadas siguientes era muy habitual que los reyes europeos decoraran sus palacios con ella, reyes alemanes, franceses, españoles… Aún hoy, podemos ver la importancia de la porcelana si visitamos algún palacio. Un poco después de la creación de la porcelana en Europa, se creó su primera fábrica en Meissen, Alemania, aunque cerró en poco tiempo. Al mismo tiempo fueron aparecieron otros fabricantes importantes de porcelana en Europa: Rosenthal, Hutschenreuther, Seltmann Weiden, Kahla o Arzberg. A partir del siglo XX se utilizó cada vez más, aumentando considerablemente la producción de este material con la proliferación de fábricas. En España, Valencia se convierte en un punto importante en la producción de la porcelana.

¿La porcelana es siempre blanca?

A menudo nos referimos a la porcelana como oro blanco, ¿pero por eso tiene que ser siempre de color blanco? La respuesta es no, ¡sorpresa! Hay mucha porcelana que tiene otros colores. Por supuesto, como podemos imaginarnos, la porcelana de colores tiene color por que se le ha dado durante la cocción, además de otros elementos decorativos, diseños… El color básico de la porcelana es el blanco.

A la porcelana de colores se le añade algunos compuestos durante su producción. Por ejemplo, para el verde, celadón. Para darle el efecto brillante que tiene hay que ponerle el esmalte. ¿Adivinas dónde se hizo la primera porcelana verde? Como no, ¡en China!

A la porcelana negra se la conoce como noire porcelain, en francés, y además de por ser negra, se distingue por no tener traslucidez. Hay que tener especial cuidado con este tipo, no puedes lavarla con jabón bajo ningún concepto, ni a mano ni en el lavavajillas. Si vas a lavarla con agua caliente tendrás que ponerle un poco de vinagre, sobre todo si vives en una zona con alto contenido de cal en el agua. También hay de color rosa, su color se debe a ciertas sales de manganeso y compuestos de oro. La porcelana marrón es muy utilizada para la cocina, para la creación de utensilios. Su color se debe a óxidos metálicos.

¿Cómo mantener la porcelana?

Como cualquier otro material la porcelana también necesita de sus cuidados, un mantenimiento y una limpieza. Sobre todo si se trata de objetos de uso diario. Aunque la porcelana que utilizas para decorar también se llena de polvo, por lo que tendrás que limpiarla de vez en cuando. No importa cómo de frágil sea, ¡ten cuidado y listo!

Para los objetos de uso diario como los utensilios de cocina de porcelana, asegúrate de que puedes meterlos en el lavavajillas, si no se puede lávalos a mano con cuidado. Ya sea nueva o no, para lavar porcelana a mano nada mejor que agua tibia con un poco de detergente.

Si vas a utilizar el fregadero no debes olvidarte de poner solo una pieza, ya que de lo contrario pueden chocar entre ellas y deteriorarse. Lo mismo ocurre con el lavavajillas, ¡deja espacio suficiente entras la porcelana!

Porcelana- herencia y para ocasiones especiales

Piezas únicas, exclusivas, de alta calidad que sin duda dan un aire de excelencia a tu hogar. Algunas de estas piezas las hemos heredado, pasan de familia a familia como un bien preciado. Otras, en cambio, las hemos comprado nosotros mismos, ¡nos encanan!, o nos las han regalado en ocasiones especiales. Por tanto, la porcelana se sitúa en el top de los materiales para regalar a un ser querido para esos grandes acontecimientos: ¿tienes una boda? Seguro que una pieza única de porcelana le encantará a la pareja. Puedes regalar una figura de porcelana, pero no tiene por qué ser algo que vaya a decorar su vitrina, también puede ser algo a lo que le vayan a dar gran funcionalidad. Una fina vajilla de porcelana, tazas, platos ¡lo que tú prefieras! La porcelana es tan bonita, que los coleccionistas coleccionan toda variedad de piezas, funcionales y/o decorativas.

No importa por qué te decantes, ¡cualquier producto de porcelana te sacará una sonrisa!