Porche

Porche

Compartir

Hablan de nosotros en
¿Quieres saber más? Lee nuestra guía

Porche:la guía Westwing

Nuestra casa es nuestro santuario, el lugar en el que descansamos y disfrutamos nuestros mejores momentos. Es importante que el escenario de nuestra vida nos haga sentir, nunca mejor dicho, en casa. Cada rincón es importante, desde el dormitorio hasta el baño, pasando por el despacho o la cocina. Una de las partes más olvidadas pero no por ello menos importantes es el porche, donde nos sentamos para sentir la brisa en las frescas noches de verano.

En Westwing creemos que no debemos descuidar la decoración de ningún rincón y mucho menos del porche, pues es la carta de presentación de nuestra casa. Un porche debe ser un espacio funcional, pero también con un diseño estudiado que refleje nuestros gustos y estilo de vida. En nuestras campañas podrás encontrar numerosos productos para porches y zonas de exterior, como por ejemplo sillones y mesas de jardín, lámparas de exterior y plantas.

¿QUÉ ES UN PORCHE?

Con toda probabilidad muchos sabréis qué es un porche, pero aun así os daremos la definición exacta y qué características tiene que tener una zona de exterior para que pase a ser un porche. Un porche es un espacio abierto por los lados y cerrado por la parte superior que por lo general se sitúa en la parte posterior o anterior de la casa, aunque también puede encontrarse a un lado. Como podéis ver, un porche no tiene por qué situarse siempre en la entrada de la casa.

Dado que los laterales de los porches están normalmente cerrados por columnas, este espacio exterior da un aspecto solemne y elegante a cualquier casa, ya que nos recuerda al pórtico de un edificio monumental. Al contrario de lo que muchos piensan, la función de un porche no tiene por qué ser meramente decorativa. De hecho, en su origen, los campesinos lo utilizaban para dejar la ropa de labranza y no ensuciar el interior de la casa. Podemos crear un porche acogedor para dar una calurosa bienvenida a nuestros invitados, crear un espacio de lectura o simplemente un lugar desde donde contemplar las puestas de sol.

PORCHE COLONIAL: ENCANTO CON ACENTO BRITÁNICO

Es inevitable que al imaginarnos una casa con un porche se nos vengan a la cabeza esas casas de campo inglesas que parecen salidas de las románticas novelas de Jane Austen. Por eso mismo, un estilo que encaja a la perfección en un porche es el estilo colonial. El estilo colonial es el que mezcla elementos propios del estilo clásico británico con otros orientales y africanos procedentes de las colonias. No hay nada más reconfortante en una mañana de domingo que tomarse un té English Breakfast en nuestro porche colonial para trasladarnos a películas como Memorias de África.

EXUBERANCIA SELVÁTICA SIN SALIR DE CASA

Es importante contar en casa con un espacio verde que nos ofrezca un contacto con la naturaleza a nuestra moderna vida urbanita. No obstante, no todas las casas cuentan con un jardín; en estos casos, el porche es una alternativa perfecta. Plantando enredaderas alrededor de las columnas y preparando una red de alambre pegada al techo para que crezcan, veremos cómo con un poco de dedicación y paciencia lograremos un porche totalmente verde. Con una exuberante cubierta vegetal y una cuidada selección de flores para dar el toque colorido, nuestro porche será la envidia del vecindario.

UN TOQUE RURAL EN LA CIUDAD

Aunque estilos decorativos como el colonial y el shabby chic sean más que adecuados para decorar nuestro porche, darle un cierto aire tradicional nos ayudará a evadirnos. Un porche decorado en estilo rústico es una gran idea para urbanitas que echan de menos la vida en el campo. Suelos y muebles de madera, algunas flores de temporada y un par de herramientas antiguas de labranza para decorar harán que nuestro porche sea un remanso de tranquilidad rural en medio de la jungla urbana.